Silvia Álava nos transmite un mensaje positivo: podemos educar a hijos felices. Vía Gestionando Hijos

IMG_6890 peque
  Ya sabéis que durante la semana pasada nos propusimos “regar Madrid de educación”, como afirma el director de Gestionando Hijos, Leo Farache. Y no hemos parado de organizar talleres. La  víspera de nuestro encuentro, el viernes 11, hicimos doblete. En un taller patrocinado por la Fundación SM en el Colegio Amorós, Silvia Álava nos habló de los primeros pasos para educar en la felicidad, de 0 a 6 años.

Javier Palop, el director de la Fundación SM, intervino para subrayar que “la razón de ser de la Fundación SM es mejorar la educación” y  por eso apoyan Gestionando Hijos. Silvia comenzó su taller dando las gracias porque, aseguró, “ser agradecido es uno de los mayores predictores de la felicidad”. Todos y todas queremos que nuestros hijos sean felices, reconoce Silvia, pero quizá haya que explicar qué es la felicidad. Para esta psicóloga,“la felicidad de nuestros hijos pasa por hacerlos más capaces”. En el taller, pudimos explorar qué factores determinan nuestro nivel de felicidad: un 60% es herencia, un 40% es la actividad emocional y un 10% las circunstancias que vivimos. De modo que, nos dijo Silvia, no podemos escudarnos en que nuestros problemas nos impiden ser felices. Uno de los hilos conductores del taller fue la apuesta por educar en positivo en lugar de en negativo. Oscar Wilde, nos recordó esta experta, señalaba que “el mejor camino para hacer hijos buenos es hacerlos felices”. Silvia nos animó a “ponernos las pilas y educar en positivo”, sacando a relucir una cita de Pitágoras: “Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres”.

Otro de los grandes temas que esta reconocida experta quiso tratar en su taller fue la sobreprotección: “Los padres helicóptero resuelven problemas antes de que los niños los tengan. Así no aprenden”. Silvia preguntó al numeroso público (entre el que había muchos niños) qué necesitamos para enseñar a los niños a ser autónomos. Los asistentes dieron respuestas como paciencia, calma… Pero Silvia nos dio otra clave: tiempo. “Si yo quiero que un niño aprenda a vestirse, a comer solo, a ser autónomo, necesito tiempo”. Si tenemos prisa por las mañanas porque vamos justos de tiempo, optaremos por vestir al niño en lugar de que se vista él solo a su ritmo, por ejemplo. En el tema de la adquisición de la autonomía, “no podemos desaprovechar los periodos óptimos de aprendizaje”: hay un tiempo en el que el niño muestra mucho interés y motivación para adquirir nuevas destrezas (comer solo, vestirse, por ejemplo). Si dejamos pasar esta oportunidad porque tenemos prisa o no queremos que se manche, perderá la gran motivación por aprender y será más difícil adquirir la destreza más tarde. Silvia nos puso el ejemplo de los idiomas: en la edad adulta, cuando ya se nos ha pasado el periodo óptimo de aprendizaje del idioma, aprendemos fundamentalmente vocabulario, no tanto la estructura natural de un idioma. La tentación de allanar el camino a nuestros hijos para que no sufran es muy grande, pero Silvia nos pide que “no allanemos el camino para nuestros hijos, preparémosles para el camino”, o dicho de otro modo, “no pongamos tanto empeño en que no se caigan, sino ayudémosles a levantarse”.

Cuando nuestros hijos tienen un problema, lo mejor, lo que les hará más felices (y más capaces) no será que vayamos corriendo a resolvérselo, sino que escuchemos activamente lo que ocurre, y luego le hagamos preguntas, le demos pistas (“¿Qué te parece si….?”) , para reflexionar juntos  y ante todo “mandarle el mensaje de que él o ella puede”.

IMG_6879 pequeNo podemos confundir la felicidad con darles todo, nos advierte Silvia Álava, porque no lo valorarán. La felicidad, nos contó la directora del Área Infantil delCentro de Psicología Álava Reyes, está más relacionada con el esfuerzo y la constancia, algo que pueden aprender con los deportes. La felicidad, nos quiso contar Silvia, no está reñida con las normas,porque “dan seguridad a los niños. Nosotros nos sentiríamos perdidos si no supiéramos dónde ir”. Por eso, para examinar las conductas de nuestros hijos y nuestras respuestas, Silvia nos recomienda llevar un registro de las conductas en el que expliquemos la situación y en el que quede claro qué reacción o respuesta hemos dado a una conducta inadecuada de nuestros hijos. “Así veremos que muchas veces si no obedecen a la primera obtienen más atención. Y eso es contraproducente”, nos dice Silvia. En este sentido, la experta es partidaria de darles más atención en positivo (cuando el comportamiento es bueno) que en negativo (cuando su comportamiento es malo). Y nos dijo: “no cedamos ante las pataletas porque eso refuerza su conducta. Hay que hacer más caso en positivo y menos en negativo”. Para profundizar en las temidas pataletas, Silvia preguntó a los asistentes si en medio de una de ellas les ha servido razonar con el niño. La respuesta, unánime, es no.

Otro de los temas que trató esta experta en su charla es la idea de que los niños aprenden de nosotros. Por eso, advirtió, “no podemos decirles que no griten si nosotros estamos gritando”.Con una nota de humor, Silvia nos recordó que, como diría Spiderman, “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. Educar siendo el modelo también se aplica a la educación en valores. Para introducir el tema, Silvia nos leyó una cita: “Los jóvenes de hoy aman el lujo, tienen manías y desprecian la autoridad. Responden a sus padres, cruzan las piernas y tiranizan a sus maestros. Los jóvenes hoy en día son unos tiranos. Contradicen a sus padres, devoran su comida, y le faltan al respeto a sus maestros.”Silvia nos contó que esta cita parece muy actual, pero no lo es. Es del filósofo griego Sócrates. Es decir, que desde la Antigua Grecia nos ha preocupado educar en valores a nuestros hijos. ¿Y qué valores? Silvia nos habló de los que ella considera más importantes, subrayando que la respuesta de qué valores son los más importantes es personal. Humildad, compromiso, gratitud, amistad, lealtad, paciencia, honestidad, esfuerzo y responsabilidad son los valores que Silvia destacaría.

Silvia volvió a hablar del gran poder de padres y madres al subrayar que “el mejor regalo para un niño es la atención de sus padres”. Y nos dio claves para educar en positivo como esta:“Todos los niños tienen algún punto fuerte que podemos potenciar. Mitiga sus defectos y potencia sus virtudes”. Frente a los sentimientos de agobio de padres y madres, Silvia nos recordó la importancia de “pedir ayuda y buscar momentos felices y relajados. Las pequeñas cosas del día a día nos hacen sentir bien”. Y por último, esta experta nos dejó unas palabras para reflexionar: “La vida es más que un boletín de notas”.

Silvia nos había comentado que quería transmitir un mensaje muy positivo de que es posible educar bien, que podemos hacerlo. A tenor de comentarios en redes sociales y del público, podemos decir que consiguió su objetivo.

FUENTE: Gestionando Hijos

IV Jornadas El derecho a ser adolescente: “Amorescencia”

Cartel IV Jornadas Adolescencia CalahorraOs adjunto el cartel y la información de las IV Jornadas El Derecho a ser Adolescente organizadas por el Ayuntamiento de Calahorra, en las que participaré el próximo día 10 de diciembre. Pincha en el siguiente enlace para ver toda la información:

IV Jornadas Adolescentes 2015 – Ayuntamiento de Calahorra

Silvia Álava alerta sobre los perjuicios que causan los ‘padres helicóptero’ en el diario El Norte de Castilla

La psicóloga advierte de que la obsesión por sobreprotegerles contribuye a criar hijos infelices

Silvia Alava - Escuela de Padres - El Norte de CastillaSobreprotección. Esa es la palabra maldita, el origen de muchos de los casos que la psicóloga Silvia Álava Sordo se encuentra cada día en su consulta. No es la primera vez que se escucha esta palabra en la Escuela de Padres de El Norte de Castilla. La pronunció Javier Urra. Y también Bernabé Tierno. Y la repiten muchos expertos una y otra vez con un símbolo de alerta en rojo vivo dibujado junto a ella.

No es para menos.

«Si no hemos hecho nada para que aprendan a tolerar la frustración, no aprenderán cómo evitarla», advertía la psicóloga vallisoletana ayer en el salón de actos de EspañaDuero, que acogió esta segunda jornada bajo el patrocinio de Adeslas, Alimerka y Coca Cola.

Y es que las consecuencias de la sobreprotección son nefastas. «Estos niños sobreprotegidos tienen más posibilidades de ser víctima de acoso escolar», explicó Álava. Y claro, «a la larga serán más infelices».

Justo lo contrario de lo que quieren sus padres. «El primer día que vienen a la consulta siempre me gusta terminar preguntando qué quieren conseguir para sus hijos, y la respuesta que más nos dan, independientemente del diagnóstico, es que sean felices». La paradoja educativa. Por querer obsesivamente que sean felices, lo que se consigue es exactamente lo contrario. Los psicólogos han tipificado estos comportamientos sobreprotectores. Los llaman ‘padres helicóptero’ o ‘padres apisonadora’. «Son los que resuelven sus problemas antes de que pida ayuda. El niño no desarrolla sus propios recursos y sus competencias, porque se los resolvemos nosotros. Hay que dejarles, que se caigan, que aprendan a levantarse. También se llaman padres apisonadora, que allanan los caminos antes de que pasen los hijos», explicó Silvia Álava.

Y de ahí se derivan otros problemas. Porque un comportamiento sobreprotector suele ir acompañado de otras cosas que multiplican el conflicto. Como sentirse culpables por no dedicar a los hijos suficiente tiempo. «Ese sentimiento de culpa hay que trabajarlo, aumentar la cantidad de tiempo que les dedicamos a veces no es posible, pero sí es muy importante la calidad de ese tiempo». ¿Cómo? Pues por ejemplo evitando distraerse cuando se esté con ellos durante ese tiempo que, por breve que sea, sí es única y exclusivamente para estar con ellos.

Ayudar, no sustituir

Silvia Alava - Presentación Escuela de Padres - El Norte de CastillaLos niños tienen problemas. Todos los días. Y la tendencia de ese ‘padre helicóptero’ es a solucionárselos. Silvia Álava propone un camino algo más complicado pero también más fructífero a largo plazo. «Primero hay que escucharle sin distracciones. Ponernos a su nivel, mirándole a los ojos. No quitar importancia al problema. Y luego intentar que sea él quien encuentre la solución». A veces no es fácil.O no tiene la capacidad de razonamiento suficiente como para llegar a esa solución por sí mismo.Entonces es cuando hay que intervenir, pero sin pasarse. «Si no se le ocurre la solución, darle pistas que favorezcan su razonamiento y su lógica para que él llegue a ella».

El libro de Silvia Álava –‘Queremos hijos felices’– está enfocado a niños de entre 0 y 6 años. Por eso muchas de las pistas que lanzó durante su conferencia, y durante las intervenciones con el público, tenían que ver con sentar unas bases desde las que empezar a trabajar. A la hora, por ejemplo, de encomendar unas tareas que deben obedecer. «Hay que tener claro qué tienen que hacer. Y decirle las tareas de una en una. Establecer cómo hacerlo, un tiempo límite. Y las consecuencias de hacerlo. Pero consecuencias en positivo. La tableta, el ordenador, ver la tele, te lo vas a ganar pero haciendo lo que te corresponde, obedeciendo a la primera», puso como ejemplo.

Otra pista. Esta, contra las rabietas. «Lo que quiere el niño es nuestra atención. Si le retiramos la atención, además hay que retirarles lo que están haciendo». Es decir, no vale con decir ‘no te hago caso’ si el niño sigue viendo la tele, porque entonces la medida no será efectiva. Y esa cesión, a la larga, acaba teniendo efectos dañinos. «Muchas veces vemos casos bastante complicados que tienen en la base el miedo de los padres a decirles que no, a que se fueran a enfadar los niños. Y el niño ha cogido una fuerza que no le correspondía».

Vista la conferencia, cabe coincidir con ella en algo: «Hay un gran desnivel entre la preparación que recibimos para desempeñar bien nuestros trabajos y la formación que tenemos para ser padres, para educar a nuestros hijos».

Queremos Hijos Felices - Silvia Álava

III Jornada de Innovacion Educativa organizada por el Colegio Areteia. Sábado 23 de Mayo

Este sábado participaré en las III Jornada de Innovacion Educativa organizada por el Colegio Areteia:

Jornadas Areteia

Pincha en el enlace para ver el programa completo:

III_Jornada_Innovacion_Educativa_Programa

9 de Mayo: III jornada de Bilingüismo en edades tempranas en el British Council School de Madrid

British Council School - Silvia AlavaEl Colegio Británico de Madrid organiza por tercer año consecutivo una jornada dedicada a los padres que quieren educar a sus hijos en dos idiomas. Cómo educar a los niños en el bilingüismo, cómo ayudarles cuando los progenitores no son bilingües, a qué edad es conveniente empezar con el aprendizaje de idiomas, o cómo se les puede ayudar, son algunas de las preguntas más frecuentes y a las que se pretenderá dar respuesta por parte de expertos internacionales.

El British Council School ha invitado en esta ocasión al escritor británico Philip Riley, experto en bilingüismo familiar, que impartirá una charla titulada And German to my Horse‐ en alusión a la famosa cita de Carlos V, que ya recalcaba en el siglo XVI la importancia de los idiomas‐. Riley escritor y profesor de Lingüística aplicada, ofrecerá información sobre los aspectos claves del bilingüismo, con ejemplos concretos de familias bilingües, y con consejos sobre la política lingüística que deben adoptar los padres.

En el evento participará también Ana Halbach, autora junto con Marlen van Vechen, de la I Guía de Bilingüismo Infantil en castellano, editada por el British Council School y de descarga gratuita en la web https://britishcouncilschool.es/es/sobre‐el‐colegio‐britanico/el‐papel‐de‐los‐padres/guia‐del‐ bilinguismo‐del‐british‐council‐school .

Además los padres podrán participar en workshops con sus hijos (Singing and reading), en los que a través de juegos y canciones se les enseñarán herramientas para ayudar a sus hijos con el inglés de forma lúdica y divertida. Entrada gratuita, previo registro, en www.britishcouncilschool.es. Leer más