Objetivos niños felices. Colaboración con PadresTodoterreno.com

¿Qué es lo que esperamos conseguir como padres para nuestros hijos?,la mayoría lo tienen claro: ser felices. Silvia Álava, psicóloga y autora de los libros “Queremos niños felices” y “Queremos que crezcan felices” ha recogido  las diferentes etapas de nuestros hijos desde el embarazo hasta los 12 años y ofrece unas pequeñas pautas para conseguir nuestro objetivo sin dramas y sobre todo sin “desgaste emocional”.

Los primeros años de los niños son fundamentales, el cerebro está desarrollando conexiones neuronales que serán vitales a lo largo de la vida, por eso tenemos que entender que determinadas situaciones son completamente normales y actuar como tal “a los dos años evolutivamente hablando es la edad típica de las rabietas. Los niños empiezan a darse cuenta de que son personitas y es una forma de demostrarlo. Es completamente normal”. Para ello los padres deben activar  dosis de paciencia y  no prestarle atención en esta circunstancia. El niño se dará cuenta que es un comportamiento negativo que no se refuerza de ninguna manera.

La sociedad actual se caracteriza por el estrés. El trabajo, la poca o nula conciliación…. hace que no pasemos el tiempo que nos gustaría con nuestros niños y nace el sentimiento de la culpabilidad.

Álava, es clara “hay determinados momentos en los que al niño hay que decirle NO. Pero estamos tan cansados, nos sentimos tan culpables de estar poco tiempo con ellos que no nos apetece discutir. No es así, el poco tiempo que se está, hay que estar para educar.” Esto deriva en muchas ocasiones en la “sobreprotección”. “ A los niños hay que acompañarlos en su proceso. Hay que estar detrás, pero hay que dejarles que ellos aprendan. Esto es mucho más costoso y requiere mucho más tiempo”.

Los padres tienen proponerse que “el tiempo que estoy que sea un tiempo de calidad.” Si sobreprotegemos a los niños les estamos privando de competencias emocionales que deberían desarrollar además de hacerles más inseguros.

Refuerzo Positivo

Una de las claves en la educación de los niños es el refuerzo positivo. La mayoría de los niños por su personalidad o las circunstancias suelen dar llamadas de atención “si aplicamos el castigo está consiguiendo el objetivo que era que se le haga caso. Al final el niño lo que ve en el castigo es una forma de conseguir la atención requerida”.

De esta forma es mucho más efectivo el refuerzo positivo. Para Álava está claro “estate con ellos, hazles caso cuando lo hacen bien no cuando lo hacen mal.” “los niños tienen una capacidad de observación muy grande y ellos ven así que si quieres que te atiendan pórtate mal ya que lo hacen más que portándose bien”. Que esto no quiere decir que el hacer mal las cosas no tenga consecuencias “pero esto es muy diferente a modelar la conducta con el castigo.” Establecer límites y normas son clave en la educación de los niños.

Educar en Valores

Para que un niño sea feliz necesita valores. “Los valores se nos quedan muchas veces fuera del terreno. Los asociamos muchas veces con la religión o con otros conceptos y no tiene por qué ser así”, “por ejemplo para el logro académico sabemos que trabajar los valores de la persistencia, el esfuerzo y la responsabilidad son mucho mejor predictores de las notas escolares que incluso el cociente intelectual. Si eso no lo hemos trabajado con los niños es mucho más difícil que vayan luego bien en el cole”.

Es curioso como el respeto también se está perdiendo y “lo de tratar a los demás con respeto y nosotros tratar a los demás con respeto es fundamental”, “los niños al final copian a su padre ya su madre y mucho cuidado con lo hacemos porque nos copian”.

Adolescencia

Silvia Álava no se olvida de la adolescencia. En el libro “Queremos que crezcan felices” nos cuenta la importancia de entender a nuestros hijos. Cuando el adolescente pierde los papeles “”en ocasiones lo que ocurre es que nos basamos en la idea de que lo hace adrede, quiere llamarnos la atención. Y no nos damos cuenta que en el cerebro del adolescente se están produciendo cambios” y esto hace que cualquier “emoción sea mucho más extrema” sumado a que la “parte que regula las emociones que es el lóbulo pre frontal se está reorganizando así que les cuesta mucho más regular las emociones.”

Lo que  no significa que se justifiquen determinadas conductas “pero si entendemos el por qué está pasando nos ayuda a actuar de una manera diferente”. Como hemos hablado en múltiples ocasiones escuchar y hablar con los chicos es fundamental pero Silvia Álava puntualiza “Hay que hablar mucho pero elegir el momento adecuado para hacerlo. Nos equivocamos muchas veces en el momento, queremos hablar y negociar en el momento de la rabieta, en el momento del fallido emocional y ahí está tan activada la parte de la emoción que es imposible razonar”.

Es cierto que los padres tenemos una tarea dura y larga. La sociedad nos demanda demasiado y no somos capaces de satisfacer las necesidades que esta genera a nuestros hijos. Quizá si aprendemos a desprendernos de la culpa, les ofrecemos tiempo de calidad  y conseguimos que nuestros hijos valoren lo que tienen, podremos conseguir nuestro objetivo: niños más felices.

FUENTE: PadresTodoterreno.com

Sextorsión: colaboración con los informativos de TeleMadrid

La adicción a los videojuegos en los jóvenes es más complicada porque hay que trabajar el autocontrol. Colaboración con el diario ABC

Viernes de Podcast: hablamos con Cris Moltó sobre “¿Cómo controlar la ansiedad en los exámenes?” en Capital Emocional de Capital Radio

Colaboración con las Noticias del Fin de Semana de Antena 3

Hablamos sobre imagen y salud, después de las última tendencia en las edes sociales. Pincha en la imagen para ver el vídeo, que comienza en el minuto 25,13

Viajar con adolescentes: ¿vacaciones o pesadilla? Colaboración con la revista Telva

Por Miriam Mascareñas Te mueres por organizar tus vacaciones (ya te ves disfrutando de unos días de playa, ese destino internacional que llevas años persiguiendo o la desconexión en la montaña) y al mismo tiempo temes planificarlas porque ya imaginas las caras de desaprobación de tus hijos adolescentes. Y es que aunque llevabas años esperando […]

“Fenómeno fan” en Madrid Despierta

Os adjunto el link a la colaboración en el programa Madrid Despierta de TeleMadrid del pasado día 2 de noviembre en el que hablamos sobre el “fenómeno fan” y el uso de las redes sociales durante la adolescencia. Pincha en la imagen para ver el vídeo del programa, mi intervención comienza a la hora y 10 minutos de haber empezado el programa:

Madrid Despierta - Silvia Álava

Tus hijos están enganchados a Snapchat. Lo que los padres deben saber. Colaboración con El Confidencial

Os adjunto un extrato del artículo elaborado por El Confidencial (pincha aquí para ver el artículo completo)

SnapchatPara toda una generación que ve cómo sus hijos menores usan estas aplicaciones sin una forma de revisar qué publican, Snapchat puede parecer un peligro. Otros servicios, como WhatsApp o Facebook, pueden ser revisados por los tutores para comprobar que no cuelgan nada alarmante o que dañe su imagen o información personal.

Pero no hay mucho que un padre pueda hacer para impedir que un menor de edad no use una aplicación de este tipo, a no ser que le retire el equipo. La empresa impone un mínimo de edad (menores de 13 años), pero es una norma que las redes sociales no han logrado imponer.

Los expertos recomiendan no caer en el castigo cuando existe algún problema y recurrir al diálogo. En el peor escenario posible, cuando un menor se encuentra con un conflicto por algo que ha publicado en Snapchat (o cualquier red social) el consejo es identificar el problema y buscar una solución. “Hay muchos chavales a los que les cuesta decir qué ha pasado porque han sido los culpables. Los padres deben sentarles y hacerles entender que quieren encontrar una solución”, comenta a ‘Teknautas’ la psicóloga infantil Silvia Álava.

Snapchat no está libre de filtraciones. Aunque esta ‘app’ avisa cuando alguien hace una captura de pantalla, los menores deben entender que cuando se publica algo en una plataforma como esta, aunque después se elimine, en un futuro puede ir en su contra.

 

Un buen uso empieza por una buena educación

La educación lo es todo. Snapchat es una herramienta y como tal puede usarse bien y que sea una aplicación de comunicación, o mal, aprovechándose de otras personas para pedir imágenes o vídeos fuera de lugar.

Como comenta el ex Defensor del Menor Javier Urra: “las nuevas tecnologías generan más miedos entre los padres”. El principal problema es la desconexión entre generaciones, donde las anteriores normalmente van por detrás en temas de redes sociales y de internet. Álava comenta que, aunque los padres no se suelen enterar rápidamente de los problemas que se ha metido su hijo, esto no quita para que sean los responsables de todo lo que el menor publica en internet.

“Se necesita una coherencia en la educación. Hay que trabajar en la prevención desde pequeños, guiarles en qué se puede y qué no se puede hacer”, comenta Silvia Álava.

Conocer las herramientas sociales que usan los más jóvenes es crucial, “educando en para qué se deben usar las tecnologías, desde la confianza” como comenta Urra. Las diferencias generacionales que existen entre los dos grupos son un impedimento, pero si los padres enseñan a sus hijos a cómo comportarse en situaciones comunes en la vida, se debería tomar la misma medida en el mundo digital.

Se debería limitar el tiempo de utilización. Son personas que empiezan a ser dependientes de todo tipo de cosas y es función de los padres la autolimitación”, finaliza Javier Urra.

 

FUENTE: elconfidencial.com

El día en que me convertí en adulta. Claves para tomar las riendas. Colaboración con la revista Mujer Hoy

pic.aspxDice el diccionario que adulto es aquel que ha llegado a su máximo crecimiento o desarrollo. La edad biológica hace que tanto nuestro cuerpo como nuestro cerebro maduren. ”Al finalizar la adolescencia, el lóbulo prefrontal que es la zona responsable del autocontrol, de la regulación emocional y de dirigir nuestra conducta está maduro para hacerlo”, explica la psicóloga Silvia Álava. Otra cosa es que lo haga…

Ser el dueño de la propia vida no es una cuestión de edad sino de una combinación de factores. Uno es el capitán de su vida cuando vive de manera autónoma y goza de independencia económica; cuando toma sus decisiones y dispone de habilidades para cumplir con sus expectativas; cuando asume sus responsabilidades y acepta las consecuencias de sus actos; cuando es capaz de manejar sus emociones y de capear tiempos difíciles…

Y, sin embargo, la suma de todo esto no nos libra de las dudas y de esos vacíos existenciales tan difíciles de precisar. En muchos casos puede relacionarse con una falta de seguridad personal; pese a que cumplo con lo establecido siento que no lo hago todo lo bien que debería…, explica Silvia Álava. Es lo que le pasó a Kelly Williams Brown, una estadounidense al borde de los 30 y autora de Adulting: cómo convertirse en adulto en 468 facilísimos pasos.

A pesar de ser independiente y tener un buen trabajo, se sentía ”como una niña la mayor parte del tiempo” y se dio cuenta de que no era la única tras entrevistar a cientos de personas. Por eso recopiló, en una guía desternillante, su visión sobre cómo madurar sin morir en el intento. Un ejemplo: ”Si quieres tirar algo líquido hazlo en el fregadero. Si quieres tirar algo sólido (aunque sea arroz o esas bolitas metálicas que adornan las tartas) hazo en la basura. Siempre”. O no tengas miedo a las charlas educadas e intrascendentes: el 87% son demasiado largas, pero acaban.

Aunque también hay otros consejos menos humorísticos: ”Acostúmbrate a dar más de lo que recibes. Pasar de estar orientados hacia nosotros mismos a estarlo hacia los demás es una transición necesaria”.

Más allá de la edad. A una conclusión semejante llegó María García Ripio. Tenía 40 años y un hijo de dos, se había licenciado en Bellas Artes y trabajaba como profesora. ”Ser madre fue el primer paso para salir de la burbuja de las necesidades insaciables del yo”.

”En realidad no es tan normal saber lo que queremos. Es un logro psicológico poco común y difícil de alcanzar”, asegura Silvia Álava, citando al psicólogo Abraham Maslow, padre de la célebre pirámide que jerarquiza las necesidades humanas. Y las cifras le dan la razón: solo el 48% de los españoles reconoce estar satisfecho con su vida. El resto desearía poder cambiar de empleo, disponer de más tiempo libre, de más recursos, más margen de decisión sobre su día a día… ‘‘Ser adulto significa responsabilizarme de mi vida y no echarle la culpa a los demás, a la crisis, al vecino…”, asegura María, que lo vio claro cuando halló su camino espiritual.

Muchas personas no han aprendido a ser autónomas, quizás porque nunca se lo enseñaron o no lo necesitaron, y ante sucesos traumáticos, como una enfermedad, un divorcio o una muerte, tuvieron que aprenderlo a marchas forzadas, con el sufrimiento que conlleva”, afirma la psicóloga.

A Eva Ruiz el diagnóstico de un linfoma de Hodgkin cuando tenía 13 años la expulsó precipitadamente de la niñez y a los 18 creó una asociación para ayudar a otros como ella. Y es que, aunque los adolescentes prefieren obviarlo habitualmente, el salto a la madurez no suele ser un camino de rosas.

Claves para tomar las riendas

Plantéate metas y objetivos realistas.

Piensa hacia donde quieres dirigir tu vida, pero sin dejar de tener los pies en la tierra. Se trata de un pacto personal, no hay que rendir cuentas a un tercero, solo a nosotros mismos, recomienda Silvia Álava.

Nunca digas nunca.

Es el consejo de Gregory Cajina, coach y autor de Rompe tu zona de confort. Desde que somos niños nos están diciendo lo que no podemos o debemos hacer. Este bombardeo de negaciones acaba por dinamitar nuestra confianza para resolver los obstáculos.

No somos superhéroes.

Todos, en ciertos momentos, podemos sentirnos desvalidos e inseguros aclara Álava. No hay que pensar que por cumplir años vamos a lograr una total estabilidad en la que estaremos libres de preocupaciones.

Leer el artículo completo en Mujer Hoy.com

Entrevista en Las Mañanas de Radio Nacional de España

Os adjunto el enlace a la entrevista del pasado martes 21 en relación a los sucesos del instituto Joan Fuster de Barcelona.

Pincha en la imagen para oir el podcast:

Las Mañanas de RNE - Silvia Álava