Campamentos de verano (y VIII): cambios de comportamiento

¿No es utópico pensar que porque los niños vayan a estar 15 días en un campamento vayan a cambiar su forma de ser? ¿Debemos completar esta estrategia con otras actividades cuando vuelva a casa?

Un niño no camia por estar 15 días fuera de casa. Es verdad que le puede venir muy bien para ser más autónomo, más seguro, para aprender a relacionarse con el resto de los niños… pero no olvidemos que la educación es cosa de los padres y que no se puede delegar ni en los profesores ni en los monitores del campamento.

Para ver el reportaje en la revista Guía del Niño, pincha aquí

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario