Campamentos de verano (VII): las visitas de los padres

Algunos campamentos permiten la visita de los padres en mitad de la estancia. ¿Es bueno que vayamos a verles o puede ser contraproducente? ¿Y si podemos llamarles por teléfono?

 En todo momento se deben de seguir las normas impuestas por el campamento, si el campamento no permite visitas, estas no se deben de hacer, pues al final la visita de los padres interrumpe el funcionamiento del campamento, y en ocasiones llegan cuando los niños ya habían superado la fase de “morriña” y de echar de menos a sus padres pudiendo hacer que se vuelva un poco al principio (extrañando de nuevo en exceso a los padres). Pero si el campamento tiene planeado un día de visitas a los niños, sobre todo si el niño es pequeño, es bueno ir, pues ser el único o de los pocos que no le van a ver sus padres puede ser contraproducente.

Respecto a las llamadas telefónicas, sigamos las pautas marcadas por los monitores, (hora de llamada en el caso de que las haya), y pensemos que los niños están bien, que si parase cualquier cosa, a los padres se les avisa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario