Foro La Región Silvia Álava31-3-16

Álava: “Tenemos que ayudar al niño a levantarse, no evitar que se caiga”. Vía diario La Región

La psicóloga y escritora presentó su libro “Queremos que crezcan felices”, con claves importantes para los padres

Foro La Región Silvia Álava31-3-16

Foro La Región
Silvia Álava
31-3-16

La escritora y psicóloga Silvia Álava, autora del libro “Queremos  que crezcan felices”, apuntó ayer en su conferencia del Foro La Región de ayer, en el Centro Cultural Marcos Valcárcel, algunas de las claves para conseguir la felicidad de los hijos.

Previamente, la doctora en Psicopedagogía Nuria Diéguez, que presentó a la conferenciante, señaló que “ser padres es una tarea cada vez más difícil” y que por esta razón, “manuales y orientaciones como las que nos ofrece Silvia Álavez son cada vez más importantes”.

En su intervención, Álava lanzó al público la pregunta “¿Creéis que es fácil educar a los hijos?” La respuesta fue unánime: “No”. La psicóloga explicó que la cuestión tiene que ver con la exigencia social de “ser padres perfectos”. En esa línea, destacó que “no existe un baremo que mida la calidad de los padres y abuelos”. Por eso, recomendó escoger “buenos criterios” para que los padres se rijan por ellos. “Lo que hay que valorar es la calidad de las relaciones y el vínculo con los hijos”, añadió. Respecto a ese vínculo, explicó que lo “fundamental” es establecerlo “desde el minuto cero y no dejarlo de hacerlo nunca”. Para los niños, “es fundamental un gesto de cariño, un te quiero, una mirada o un beso de buenas noches”

Silvia Álava ofreció un decálogo a los asistentes con consejos para “no venirse abajo pese a ser unos padres imperfectos“. Recomendó, en primer lugar, asumir las limitaciones y “no fustigarse por nuestros errores”. Es importante, dijo, informarse de la problemática de los hijos porque “el conocimiento aporta seguridad”. Además, hizo especial hincapié en “no querer cambiar a nuestros hijos, sino que es fundamental aprender a quererlos como son”.

Definió como “padres helicópteros” a los progenitores sobreprotectores; es decir, aquellos que quitan responsabilidades a sus hijos, “lo cual les perjudica directamente”, apuntó. “Tenemos que ayudar al niño a levantarse, no evitar que se caiga”, añadió, “porque la sobreprotección impide que los niños desarrollen competencias emocionales, fundamentales para su futuro“. La clave, resumió, “es hacer autónomos a nuestros hijos e inculcarles la capacidad de autocontrol”. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario