Entrevista con Nayarit Frontado López sobre mis libros Queremos Hijos Felices y Queremos que Crezcan Felices

Entrevista a la psicóloga Silvia Álava

SILVIA ÁLAVA - Queremos que crezcan felices“El mejor refuerzo positivo para un niño es la atención de sus padres”

Silvia Álava es una psicóloga española, conferencista y escritora. Especialista en psicología clínica y educativa; así como en psicoterapia. Autora de los libros “Queremos Hijos Felices. Lo que nunca nos enseñaron” y “Queremos que crezcan felices”. Y respondió para el blog Mamá y Periodista la entrevista que reproducimos a continuación:

¿Cómo hacemos felices a nuestros hijos?

El concepto de felicidad es algo que depende de la propia persona, cada persona define lo que es ser feliz para ella y en función de dicha definición será más fácil o más difícil conseguirlo. De hecho, hay personas que cuentan que no son felices pese a que no tienen grandes problemas en su vida, su situación personal y laboral es buena… pero no saben disfrutar ni valorar lo que tienen. La felicidad no es una variable unitaria, depende de muchas cosas.

En los libros Queremos hijos felices y Queremos que crezcan felices el objetivo es conseguir que los niños cuenten con recursos, herramientas y competencias emocionales para enfrentarse con éxito en la vida y que puedan sentirse a gusto y felices con ellos mismos.

Es verdad que esta visión no suele coincidir con la del propio niño, que cuando le preguntas qué le hace feliz te suele contestar que le regalen cosas, que le dejen jugar a la consola, o ver la tele…la cuestión es que sabemos que esto no conlleva conseguir la felicidad. De hecho los niños de hoy en día tienen más cosas, más juguetes, más opciones de diversión que sus padres y no por ello podemos afirmar que sean más felices.

¿Qué podemos encontrar en el libro “Queremos hijos felices”?

En el libro explicamos de forma muy práctica técnicas, recursos y estrategias para conseguir no sólo que los hijos sean felices, sino cómo sobrellevar el día a día de los padres trabajadores, sin que suponga una batalla diaria, consiguiendo que los niños obedezcan y hagan lo que les corresponde, pero con un menor desgaste emocional para toda la familia, tanto para los padres como para el niño. He dedicado varios apartados a temas tan de actualidad como el sentimiento de culpabilidad de los padres, la importancia de las normas y los límites, cómo no caer en la sobreprotección, la influencia de la tecnología, cómo trabajar la inteligencia emocional entre otros temas.


¿Qué acciones de los padres y cuidadores podrían poner en riesgo la felicidad de un niño?

El error más común y que más se comente en la educación de los niños es la sobreprotección. Muchos padres entienden mal el amor a sus hijos y les hacen las cosas para las que ya están preparados. Uno de los objetivos principales que se persiguen en la educación es que los niños sean autónomos, seguros y con una buena autoestima. Cuando el adulto de forma continua le resuelve las situaciones, si tiene cualquier problema le dice “no te preocupes, mamá o papá están aquí para hacer las cosas”, el niño no aprende, pero además tampoco desarrollará las competencias emocionales necesarias para enfrentarse con éxito las demandas de la sociedad actual, y por ende su autoestima y seguridad se verán muy mermadas, porque el mensaje que va implícito con este tipo de actuaciones es: tú no puedes, yo te resuelvo el problema porque tú no puedes, tú no sabes.

¿Está la sociedad comprometida con la felicidad de los niños?

Portada Queremos que Crezcan_felicesLos padres de hoy en día lo tienen más difícil que hace 30 años, pues cuentan con menos tiempo para estar con los niños y éstos se ven sometidos a presiones que antes no existían, pero eso no implica que los niños estén peor atendidos, además no se puede generalizar.

Hay muchas variables individuales a tener en cuenta, pero sí que es verdad que los trabajos de hoy en día son muy exigentes, con jornadas muy largas que impiden la posibilidad de ir a recoger a los niños del colegio, hacer con ellos los deberes… En ocasiones los padres tiene incluso que terminar su trabajo desde su casa, con lo que pueden estar aún menos tiempo con los niños… Todo ello sumado a la presión de la sociedad de consumo, que en ocasiones trata a los niños como meros objetos de campañas de marketing, bombardeándoles con mensajes sobre lo que tienen y lo que no tienen que comprar para ser felices… pone a padres e hijos en una situación de convivencia que puede llegar a ser complicada.

¿Cómo influye en la adultez el haber tenido una infancia feliz?

La infancia influye en la formación de nuestra personalidad, el ambiente en el que se ha vivido, las experiencias tanto positivas como negativas, los valores trasmitidos, las experiencias afectivas, el vínculo formado por la familia… Todos estos y muchos otros factores influirán a lo largo de toda la vida. No obstante, el ser humano siempre tiene la posibilidad de cambiar y pese a haber tenido un pasado complicado y una infancia infeliz se puede aprender a ser feliz en la edad adulta.

¿Cómo sugiere que se pueda enseñar disciplina a los niños libre de violencia?

La psicología nos ha demostrado que en pocos casos el castigo es efectivo. El objetivo en la educación es consolidar las conductas positivas en los niños y extinguir las conductas negativas, y eso se consigue mucho mejor mediante el refuerzo y la extinción que con el castigo. Consideramos refuerzo a cualquier consecuencia positiva que sigue a la conducta deseada del niño, y ojo, no lo equivoquemos con premios materiales, el mejor refuerzo para los niños puede salirnos muy barato, es la atención de sus padres. Se trata de aprender a reforzarles cuando estén realizando las conductas que queremos instaurar.

Cabe destacar, que bajo ningún concepto es lícito pegar o dar un cachete a un niño, pues de esta forma, no sólo le haremos daño físico, sino que le mostraremos que hemos perdido el control de la situación.

¿Cree que es correcto pensar que “padres felices hacen niños felices”?  

La principal fuente de aprendizaje de un niño es el modelado, es decir, copian a sus adultos de referencia, que principalmente son sus padres, por eso que los padres sean felices hace mucho más probable que sus hijos lo sean. Pero en ocasiones no basta y es necesario trabajarlo de forma específica con los niños, enseñándoles a valorar lo que tienen, a ser agradecidos, a que hagan cosas por los demás, a ser autónomos, seguros, con una buena autoestima y en definitiva felices.

Por otro lado, es importante que ambos padres estén de acuerdo en la educación que quieren dar a su hijo y que sigan las mismas pautas. En educación no funciona la fórmula “poli bueno-poli malo”, sino que ambos padres deben de actuar en equipo y siguiendo la misma línea. Es imprescindible que desde el primer momento tengáis claro qué es lo que queréis para vuestro hijo, que se establezcan las nomas, los límites que os guiarán en su educación y que servirán para darle seguridad y confianza al niño, sin olvidar la importancia del modelo que vosotros mismos sois para vuestros hijos. La principal fuente de aprendizaje de un niño es el modelado, los niños copian a sus adultos de referencia (que son padres y hermanos), por eso debéis de tener muy claro cómo actuáis delante de ellos, por eso lo que hagáis es lo que ellos van a reproducir. Con los niños no vale decirles que tienen que hacer lo que les decimos que hagan, ya que van a hacer lo que nos vean hacer.

Blog: http://www.silviaalava.com/

Facebook: http://es-es.facebook.com/silviaalavasordo

Twitter: @silviaalava

 

FUENTE: Blog Mamá y Periodista, de Nayarit Frontado López

¿Tus hijos utilizan tu tablet? Los expertos te dan su opinión sobre si es beneficioso para los niños. Colaboración con Zaask.es

Las nuevas tecnologías llegaron con mucha fuerza y atacando, y entran en nuestras vidas para quedarse. Como todos sabemos, las tablets, smart tvs y los móviles son cada vez más adoptados por las familias españolas. Estos pequeños dispositivos, invadieron de tal forma nuestras casas, o nuestro trabajo y nuestra vida personal hasta tal punto que los más pequeños adoran las nuevas tecnologías y dominan esta nueva moda.

Niños y tablet

¿Será que el uso de las nuevas tecnologías es perjudicial para el desarrollo y la educación de los niños?. O por el contrario, ¿Son éstas las que más les ayudan?. !Zaask ha preguntado a diversos expertos en el área sobre esto y sus respuestas muestran bien que no es un tema blanco o nero, que hay cosas buenas y malas con eso! Les dejamos aquí algunas de sus opiniones.

Cabe destacar que lo más importante para el desarrollo y la educación de nuestros hijos, son los padres, y, según Beatriz Mayor, Psicóloga en el Centro de Terapia Integral AlteaSalut, son ellos el pilar en la educación de los más pequeños, y es fundamental que ellos sean quienes median el uso de las tecnologías para los niños.

1

Según la psicóloga, el uso de estas tecnologías puede tener consecuencias como “pasividad, alteraciones del sueño, problemas con la socialización”, pero cuando son bien utilizadas, pueden “potenciar la capacidad reflexiva y estimular la concentración”.

También Carlos Sanz Andreapsicólogo licenciado por la UNED, Máster en Psicología clínica y de la Salud por el Instituto Superior de Estudios psicológicos (I.S.E.P.), está de acuerdo, diciendo que son los padres los que deben supervisar el tiempo de uso que los más pequeños dan a estas herramientas e inclusivamente dejar usar el dispositivo como si fuera una recompensa, “con una condición previa, y con un tiempo limitado”. Por ejemplo: “Podrás jugar 30 minutos a la videoconsola si realizas tus tareas escolares”.

2

Silvia Álava Sordo, directora del Área Infantil Centro de Psicología Álava Reyes, comentaque no se debe descuidar los juegos tradicionales sustituyendolos por juegos digitales, pero que tal como Carlos Andrea afirma, son los padres quienes deben imponer las reglas y controlar el tiempo, principalmente cuando son más pequeños. “Cuando son adolescentes, también hay que seguir ejerciendo un control en cuanto a los horarios de utilización, tiempo máximo de uso, y no dejarles acceso a cualquier página o juego”.

Algunos consejos que la directora da a los padres:

3

Apesar del control que los padres deben hacer en este sentido y establecer reglas, tenemos que tener en cuenta las ventajas que los dispositivos tecnológicos abarcan, según María José Tébar, psicóloga infantil-juvenil en GrupoVOLMAE, existen más ventajas que inconvenientes, entre los cuales:

4

Una de las apologistas de estas nuevas herramientas es madre y psicóloga con un Máster en Dificultades del Aprendizaje (ISEP), Sara Tarrés, que considera que todo lo que pueda ser usado como herramienta de apoyo al aprendizaje para sus hijos, es bienvenido.

5

Según Lidia Agüero Ramos, Directora Técnica/Psicóloga del Gabinete Agüero, además de recordarnos lo importante que son los juegos tradicionales con los demás, y de las desventajas que los aparatos pueden tener como consecuencia del uso abusivo de los mismo, también nos muestra cuáles son los beneficios si su uso es controlado:

6

Por estos motivos y otros tantos, los ordenadores en el aula son una técnica cada vez más adoptada por los colegios como forma de aprendizaje, muestra que la elección de esta estratégia por los profesores debe de ser una razón por la que estos dispositivos tiene aspectos positivos, como por ejemplo, la aproximación de los niños a la materia enseñada, y como consecuencia, su éxito escolar y el aumento del aprendizaje. Ángel Peralbo, Psicólogo Especialista en Psicoterapia por la European Federation of Professional Psychologists (EFPA),  director del área de adolescentes del centro de psicología Álava Reyes, cree que este “nuevo mundo” es una buena oportunidad para el aprendizaje de diferentes contenidos.

7

Marta Mentado Labao, fundadora del Centro de Psicología y Salud Marta Mentado, también acredita en el buen uso de las nuevas tecnologías, sin embargo, nos muestra otro ángulo del tema y propone el uso de estas herramientas pero de una forma diferente y más positiva, pudiendo sacar más provecho de estos famosos aparatos electrónicos:

8

Por fin, Ana Simó, una de las psicólogas más influyentes en twitter y directora del Centro Vida y Familia y Conductora del Programa Consultando con Ana Simó, nos recuerda aquello que a veces se nos olvida: El valor humano.

Es importante pasar tiempo en familia, incentivar a tu hijo a leer un libro, ir al parque o salir de casa para tener contacto con la realidad:

9

Podemos concluir que los expertos en este área no rechazan las nuevas tecnologías ni tampoco están a favor de radicalismos, por el contrario, reconocen el valor de las “nuevas máquinas” a nivel personal y académico y aconsejan el uso de las mismas siempre que sea controlado y limitado. A pesar de esto, es importante decir que la permanencia de los juegos tradicionales y el contacto con los amigos en la vida de los niños es esencial para el crecimiento de los hijos.

Para obtener lo mejor de los dos mundos, lo más aconsejado es intentar conciliar lo tecnológico con lo tradicional, y que el niño consiga sacar buen provecho del uso de la tablet o del ordenador, y en contrapartida, pase tiempo de calidad con la familia y los amigos. !Empieza a poner límites y disfruta de las ventajas de que tu hijo sepa cómo usar las tablets!

 

FUENTE: Zaask.es

Dime a qué juegan tus niños y te diré cómo serán. Colaboración con Infosalus

Dime a qué juegan tus niños y te diré cómo serán

Juegos infantilesLa elección de juguetes para los niños es un momento en el que los padres deben extremar su atención, puesto que tienen un papel vital en la contrucción de la identidad de género del niño, según ha informado el profesor de Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación y miembro de la Unidad de Igualdad de Género de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), Sergi Fàbregues.  “El juego es fundamental en la interiorización de valores que definirán su identidad de género y construir …

“El juego es fundamental en la interiorización de valores que definirán su identidad de género y construirán las expectativas, pues jugando se adquieren hábitos, modelos e imágenes del mundo”, ha afirmado Fàbregues. Además, ha advertido sobre los valores sexistas que llevan implícitos, “los juguetes influyen en la socialización de los niños y de las niñas y en la reproducción de roles de género, ya que transmiten valores, construcciones sociales y culturales”.

Según estudios realizados por el Instituto Vasco de la Mujer Emakunde, durante la campaña publicitaria del pasado año, en el 46 por ciento de los anuncios dirigidos a niñas se detecta algún arquetipo: destacan los de ‘fashion’ (29 %), ‘coqueta’ (22 %), ‘princesita’ (22 %) y ‘cuidadora’ (13 %). Un 43 por ciento de los eslóganes de anuncios dirigidos a niños expusieron algún tipo de estereotipo, en un 39 por ciento el de ‘héroe’, el de ‘guerrero’ (26 %) y el de ‘aventurero’ (26 %). “Los más comunes para los niños son aquellos relacionados con el poder y la fuerza; y en el caso de las niñas, el cuidado, la empatía y la belleza física”, ha puntualizado Fàbregues.

El experto ha advertido, atendiendo a estos datos, que atribuir estas características a los juguetes contribuye a “reproducir la división sexual del trabajo, mantener la visión patriarcal de la vinculación de ciertas habilidades tipificadas como femeninas con determinados trabajos y viversa”.

DETERMINAN LAS ASPIRACIONES DE ADULTOS

Según Fàbregues, el problema está en la orientación sexual que se les da a los juguetes promocionándolos para uso exclusivo de niños o niñas. “Los juguetes contribuyen a determinar en cierta medida las aspiraciones que tendrán los más pequeños en la vida adulta. La identidad de género construida durante la socialización primaria (infancia, familia y escuela), más los roles tradicionales y las expectativas de estudios y profesiones en la vida adulta, acabarán marcándolos”.

Para hacer una compra consciente de un juguete y alejada de estereotipos de género, el experto ha propuesto un decálogo de medidas: hablar de los estereotipos vigentes con los hijos; evitar vesiones sexistas; dar ejemplos de ‘casos de ruptura’, como mujeres científicas u hombres que cuiden del hogar; utilizar lenguaje inclusivo; comprar juguetes de carácter ‘neutro’ como bicicletas, cuentos, juegos de mesa; evitar la sobreexposición a la publicidad; hacer un ejercicio de
‘deconstrucción’ de los estereotipos, pensando en nuevos usos no sexistas de los juguetes que ya se tienen; reflexionar con los niños sobre su carta a los reyes magos; adecuar los juguetes a la edad; y potenciar la cooperación y el trabajo en equipo.

La psicóloga Silvia Álava ha opinado, en la misma línea, que los juguetes no deben estar determinados por el género. “Cada niño puede jugar con el juguete que elija, sin olvidar que jugar es sinónimo de diversión; así, si un niño quiere jugar con una muñeca o una niña con un camión, los padres no deben favorecer en ellos prejuicios sexistas”, ha explicado.

JUEGOS TRADICIONALES VS NUEVAS TECNOLOGÍAS

Portada Queremos que Crezcan_felicesAdemás, la psicóloga ofrece una serie de consejos en su libro ‘Queremos que crezcan felices. De la infancia a la adolescencia’ para elegir los juguetes de la mejor forma posible.

Respecto a las nuevas tecnologías, la experta recomienda que se limite su uso y que este sea bajo la supervisión de un adulto, pero que no se prohíban. Estos jugutes electrónicos deben alternarse con los juegos tradicionales, puesto que ambos aportan cosas al niño.

Por ejemplo, jugar al aire libre en grupo permite que los niños pongan en funcionamiento su capacidad de negociación para acordar cómo y dónde juegan. Sin embargo, las nuevas tecnologías ayudan a mejorar el proceso de atención sostenida, ayudando a niños con problemas de aprendizaje o estimulando su motivación.

FUENTE: http://www.infosalus.com/salud-investigacion/noticia-dime-juegan-ninos-te-dire-seran-20160105123347.html

Charla: “Queremos que crezcan felices” en las charlas entorno a la educación de Arnedo

Portada Queremos que Crezcan_felicesMiércoles 17.2.2016 desde las 19:30h

 

Spain, Arnedo, 26580
FEBRERO ES PÚBLICA: CHARLAS EN TORNO A LA EDUCACIÓN.
Programa 2016: Miércoles 17 de febrero a las 19:30 h. en la Casa de Cultura.-
C/ Santiago Milla, 18- 26580 Arnedo (La Rioja)
941383815
Este miércoles tendré el placer de acudir a las jornadas organizadas en torno a la educación por el Ayuntamiento de Arnedo para tratar el tema de la educación de los niños tanto en el entorno familiar como escolar, ofreceremos a los padres una guía de consejos para sus hijos donde resolveremos situaciones cotidianas pero también complicadas como: ¿Debo ayudarles con los estudios?, ¿Cómo conseguir que se vayan a la cama a su hora?, ¿Qué criterios se deben seguir para la elección del colegio, ¿Cómo gestionar la «paga»?, ¿Y si mi hijo es el único que no tiene móvil?, ¿Debo ser la agenda de mi hijo?. ¿Cuándo iniciarles en la información sobre la sexualidad?

¿Por qué son tan importantes los amigos en la infancia? Colaboración con el diario El Mundo

  • Los padres no deben imponer las amistades a sus hijos

  • Tampoco deben tener ‘mejores amigos’ excluyentes

Niños jugando en la calleVolvamos la vista atrás y viajemos por unos segundos a nuestra niñez. Quizá, ahora con el paso del tiempo, recordemos con más nostalgia que tristeza a aquellos viejos amigos de la infancia con los que tantas tardes de juegos compartimos. Seguramente, muchos de ellos aún siguen formando parte de nuestra vida y de nuestro círculo íntimo de amistades, los demás al menos, estarán de por vida en nuestro álbum de fotos.

Ahora, con la llegada de la Navidad, puede ser un buen momento para reflexionar: ¿Qué importancia tienen los amigos del parvulario? ¿Por qué es tan beneficioso que los niños jueguen con otros niños de su edad, y vayan poco a poco afianzando sus lazos de afecto?

La bibliografía ha constatado con claridad que tener compañeros de juego durante la infancia hace que los niños se sientan más seguros, tengan un mejor autoconcepto de sí mismos, mejores habilidades sociales y mayor capacidad para regular sus emociones. Algunos autores hablan, incluso, de una mejora en la creatividad y en el rendimiento escolar. Sin duda, una de las claves de la felicidad- de pequeños y de adultos- es tener amigos. Por citar un estudio reciente, el informe How’s Life? (‘¿Cómo va la vida?’) mostraba cómo una de las diez claves para ser feliz era tener amigos y contar con una amplia red social.

Compañeros de juegos, clave

Silvia Álava, psicóloga del centro Álava Reyes Consultores y autora del reciente libro Queremos que crezcan felices. De la infancia a la adolescencia asegura a EL MUNDO que la amistad en la etapa de primaria (de 6 a 12 años) todavía no es como la que concebimos en la adolescencia. Según explica la especialista en el citado libro, hasta los seis-siete años, los amigos son circunstanciales, es decir, puede ser el amigo con el que jugamos en el parque, un vecino etc, niños con los que jugamos y compartimos momentos. A partir de los nueve años, aproximadamente, ese concepto de amistad se intensifica y empiezan a aparecer ciertos afectos. El niño ya no es sólo un niño con el que jugar sino que además,empieza a formarse un vinculo emocional, pero todavía no entiende la amistad del mismo modo que lo hace por ejemplo, un adolescente.

Los grupos de amigos empiezan a formarse en torno a los 10-12 años, los niños suelen tener grupos más grandes y generalmente relacionados con el deporte, y las niñas, por su parte, tienen grupos más cerrados donde comparten charlas, incluso secretos y confidencias.

“En la infancia, sobre todo al principio de la etapa, se juntan por intereses, pero también cuando perciben que pueden recibir la ayuda de otros”, añade por su parte Marta Sánchez, psicóloga en la UPAT, Unitat de Psicologia i Assessorament Tres Torres (Unidad de Psicología y Asesoramiento Tres Torres). Esto es, tienen muy en cuenta el niño que les ayuda, que les deja por ejemplo, en un momento determinado el material escolar, los deberes, que cuenta con él a la hora de hacer equipos en educación física etc. Está claro que la amistad en la infancia no es como la entendemos de adulto, pero “para concebir la amistad y desarrollarla de la manera en que lo hacemos en la adolescencia es imprescindible haber pasado ente las etapas anteriores”, asegura.

Yo como padre, ¿qué hago?

niños-jugando-en-la-calleEl proceso de socialización de los niños tiene que ser seguir su curso de forma progresiva y natural, sin forzar nada. Algo muy importante es que los padres no deben imponer al niño sus amigos, sino que tiene que ser él quien los elija, sin embargo, los padres van a tener un papel muy destacado “Deben fomentar la relación con otros niños, porque hay niños que son muy adultos porque siempre están rodeados de adultos”, afirma Sánchez.

  • Actividades grupales: para el desarrollo del niño, es muy positivo que asistan a actividades extraescolares grupales. “Los padres han de fomentar la socialización para que su hijo no esté en casa por las tardes viendo la televisión o jugando con la tablet”, indica Sánchez.
  • Ir a merendar a casa de otros niños o traerlos a casa: algo muy común, y recomendable a estas edades, es traer a casa a amigos a merendar para que así los niños puedan jugar juntos, o ir bien ir a la casa de algún amigo. Sin embargo es importante que el niño consulte con sus padres estas decisiones, porque aún es pequeño para decidir por sí mismo. “Los niños no pueden autoinvitarse, tienen que entender que son los padres los que deben organizar estas cosas. Por ejemplo: Me ha llamado la madre de Juan para que vayas esta tarde a jugar a casa. Eso sí, pero no que el niño venga del colegio y digaMamá, esta tarde me voy a jugar a casa de Juan“, aclara Álava.
  • Los padres, modelos para los hijos: a los niños que son más tímidos es importante no agobiarlos y que sean ellos mismos de forma natural quienes vayan pidiendo ciertas cosas. Sin embargo, aquí sí es crucial el papel de los padres. “En estos casos, hay que dar confianza al niño. Por ejemplo, invitando a un niño (y no a tres) a jugar en casa, para que así el niño se sienta más arropado en casa con sus padres. Incluso, el padre puede jugar con ellos al principio. El padre es un modelo para este niño, por tanto que sean un modelo también, en el proceso de socialización y juegue con ellos”, explica Sánchez. Otra opción muy recomendable es buscar una actividad fuera de casa que le guste al niño, que no sea impuesta, pero que le guste. “Los padres tienen que ser sus acompañantes, que jueguen, que se impliquen”.
  • Amistades no excluyentes: otro dato muy curioso es el concepto de mejor amiga, sobre todo en las niñas, que aparece en estas edades. Las niñas suelen decir: ‘Yo tengo que tener una mejor amiga, y ahora Fulanita ya no es mi mejor amiga sino que es la mejor amiga de Menganita, ahora mi mejor amiga es…’ “Los padres deben aconsejar a sus hijos en que los amigos nunca son excluyentes, y que cuantos más tengamos, mucho mejor. No debemos fomentar, como padres, las amistades excluyentes”, concluye Álava.

FUENTE: Diario El Mundo. Beatriz Portalatín

Proteger el bienestar de los hijos tras un divorcio. Colaboración con la Agencia EFE

Aprender cada día forma parte de la aventura de ser padres, un periplo en el que procurar a los hijos una infancia plena y feliz es el objetivo principal; la psicóloga Silvia Álava recoge en un libro los errores más comunes y las estrategias que mejor funcionan para tener hijos felices, incluso después de una separación

En el libro “Queremos hijos felices. Lo que nunca nos enseñaron”, (JdJ Editores), la psicóloga Silvia Álava provee consejos y técnicas para solventar los principales problemas que pueden surgir en el día a día de padres e hijos, en orden cronológico, desde el nacimiento hasta alcanzar los seis años de edad combinados con casos prácticos que ejemplifican las distintas situaciones.

Silvia Álava asesora de forma clara y concisa sobre el bienestar de los hijos desde su experiencia profesional como  directora del área infantil en el Centro de Psicología Álava Reyes; los derechos de autor serán donados a la Asociación Nuevo Futuro.

Desde la educación de los niños al establecimiento de normas, pasando por cómo dirigirse a ellos, todo para mejorar la calidad de vida de las familias. La psicóloga recalca que para educar a los hijos es esencial usar el sentido común y que saber actuar ante determinadas situaciones requiere pararse a observar qué sucede y analizar tanto la forma de actuar del niño, como la de los padres.

En la segunda sección del libro, se desarrollan las cuestiones principales hasta los dos años como los hábitos de sueño, higiene, alimentación hasta cómo estimular su inteligencia; en la tercera trata cuestiones como la adaptación al colegio, miedos, celos o desobediencia; el libro cierra con un capítulo dedicado a los distintos tipos familias y un epílogo sobre la importancia de transmitir valores a los niños.

Entre los obstáculos que se pueden presentar, se encuentran las separaciones, una realidad en la que muchas veces los hijos son los principales perjudicado; la psicóloga Silvia Álava da pautas para que los niños convivan con el divorcio de sus padres de la mejor manera posible.

Algunos errores habituales

Silvia Álava apunta que “muchos padres consiguen salvar sus diferencias individuales por el bien de sus hijos”; esto no implica que arreglen su matrimonio, pero sí que mantengan el objetivo principal: el bienestar del hijo. Estos son algunos de los errores a evitar para lograrlo.

Un niño juega con un globo en forma de cebra. Efesalud.com

EFE/JIM HOLLANDER

  1. Involucrar directamente al niño en la separación. Silvia Álava explica que compartir los motivos de la separación con el niño es uno de los errores en los que más se incide. La psicóloga advierte que cuando el niño es pequeño no hay que contárselo porque no tiene el suficiente desarrollo madurativo para entenderlo, pero incluso cuando es mayor, tampoco le corresponde porque es un tema de pareja.
  2. Descalificar a la pareja. Cuando se descalifica a la ex-pareja delante del niño o lo utilizamos de mensajero para decir cosas,  lo estamos perjudicando, haciendo inseguro y sometiendo a tensiones porque “su principal fuente de seguridad son los padres, ya que son sus adultos de referencia”. No hay que olvidar que “por muy mal que nos haya ido con nuestra ex-pareja, no deja de ser el padre o la madre de nuestro hijo.”
  3. Marcar tiempos para la asimilación. No hay un límite establecido para que el niño asimile la situación, cada caso va a necesitar un tiempo distinto. Los padres tienden a fijar tiempos en los periodos de adaptación que no se corresponden con la realidad del niño, que por su propio desarrollo cognitivo no tiene las estrategias que tienen los adultos.
  4. Intentar comprar al niño. Es posible caer en el error de pensar que el niño va estar más feliz o que va a querer estar más con nosotros si lo colmamos de  cosas materiales pero en realidad ocurre todo lo contrario; “los niños necesitan que les digan por dónde tienen que ir, les trasmitan seguridad, firmeza y mucho cariño”.

La psicóloga es contundente al afirmar que cuando se trata de niños el afecto se gana en el día a día. “Los bienes materiales se pasan de moda y con ello su efecto, sin embargo, tener un buen lazo afectivo con el niño es un vínculo mucho más estable, seguro y duradero”.

La clave: una línea educativa común

Cuando se produce un divorcio, las vidas de los miembros de la pareja toman rumbos distintos; sin embargo, no debe suceder igual con la educación de los hijos. Álava afirma que cuando se trata de educar, los padres han de estar de acuerdo en los aspectos esenciales porque “los niños son sensibles a las incongruencias educativas”.

La psicóloga sostiene que si cada padre actúa de una manera diferente y los niños son pequeños “se pierden, ya que desconocen qué es lo que realmente se espera de ellos y se preguntan: ¿por qué con mamá es de una manera y con papá de otra?”

Asimismo, si hay más de una línea educativa y los niños son mayores, “su capacidad de observación hace que usen estas incongruencias para su propio beneficio; aprenden qué cosas pedir a mamá y qué cosas a papá.”

Para evitar estas situaciones y facilitar que los padres vayan en la misma dirección educativa, la experta aconseja “establecer con claridad las normas y consecuencias tanto si el comportamiento del niño es bueno como si no”.

Nuevas parejas, nuevos roles

La psicóloga indica que con frecuencia los niños tienen la fantasía de que sus padres van a arreglar su matrimonio y el hecho de que el padre o la madre comiencen una nueva relación les supone tener que asumir que la separación es definitiva.

Un padre mira a su hija mientras agarra sus manos. Efesalud.com

EFE/Felipe Chacón

Según la especialista, la otra persona tiene que asumir bien el rol que le corresponde: el de pareja de la madre o del padre, “nunca el de padre o madre, porque el niño ya los tiene”.

Silvia Álava insiste en la importancia de que se establezcan estos roles porque la pareja del padre o de la madre, no deja de ser un adulto de referencia. “Si conviven juntos, van a ser quien marque las normas y que no sean sus padres no implica que no les tengan que obedecer”.

Por mucho que se quiera que los niños se adapten, “no hay que forzar las situaciones y hay que darles tiempo, con la convivencia se establecerán buenos lazos afectivos”.

Normalizar la situación

Álava hace hincapié en la importancia de que todos los adultos de referencia del niño conozcan cuál es su realidad, entre ellos, profesores y cuidadores. La meta de comunicar la situación del menor no es que se le etiquete y reciba un trato distinto, sino normalizar la situación lo máximo posible.

Pero, cuidado, la psicóloga advierte que el hecho de todas las personas que están en contacto conozcan su realidad, “no significa que les tengamos que contar nuestra vida”.

 

FUENTE: Agencia EFE Salud

Dos de cada tres niños tienen teléfono móvil. Entrevista en Aragón Radio

Os dejo el enlace al posdcast de Aragón Radio en el que hablamos de niños y tecnología. Pincha en la imagen para oirlo.

Niños y teléfono

http://www.aragonradio.es/radio?reproducir=134648

Aragón radio

 

20 regalos urgentes por menos de 20€. En el Diario El Mundo

Os adjunto el enlace (pinchando en la imagen) a la guía publicada en la sección Sapos y Princesas de el diario El Mundo con 20 regalos relacionados con los niños en la que también se incluye mi último libro Queremos que Crezcan Felices:

20 regalos