La vuelta al colegio: cómo volver a la rutina. Colaboración con EFEsalud.com

Os adjunto mi colaboración con la agencia EFE con motivo del fin de las vacaciones escolares: “La vuelta al colegio, cómo volver a la rutina”. Efesalud.com

En breve llegaremos a septiembre, la mayoría de los adultos habrá terminado sus vacaciones, y los niños tendrán que reincorporarse al colegio. Esto es algo que cuesta tanto a padres como a hijos. Pasamos de disfrutar del tiempo libre, de la libertad de no tener horarios estrictos marcados por la hora de tener que entrar a trabajar o al colegio, a que el despertador vuelva a sonar cada mañana. Pero siguiendo algunos consejos, la vuelta a la rutina se nos hará menos dura.

Todos, los adultos, pero especialmente los niños, necesitamos un periodo de adaptación. Los horarios en el verano son más flexibles, la hora de acostarse y de levantarse se modifica.

Es conveniente que unos días antes de empezar el colegio, (lo ideal sería empezar a hacerlo la semana de antes), reajustemos los horarios a los que tendremos a lo largo del curso escolar. Vamos a acostar y a levantar a los niños a la hora establecida para ir al colegio (no esperar hasta el primer día de curso para comenzar los madrugones), y ajustemos también el horario de las comidas. Desayuno, comida y cena a la misma hora que en el comedor escolar, y además pondremos un tiempo límite para las mismas, al igual que ocurre a lo largo del curso.

Elijamos nuevos proyectos que nos motiven para realizar este curso escolar, como por ejemplo, comenzar una nueva actividad extraescolar, o retomar una que ya le gustaba al niño.

Escucha a tu hijo. Es muy habitual sentir un poco de miedo ante lo desconocido, como por ejemplo, en qué clase me va a tocar, qué profesor tendré, o si el curso será muy difícil. Es bueno que sienta que sus preocupaciones son importantes para ti, que le escuchas y que le apoyes, pero sin reforzarlas. Una vez que se ha desahogado, explícale que es normal estar un poco nervioso pero plantéale que él puede, que por supuesto que va a conseguir superar el curso, hacer muchos amigos y pasárselo muy bien, y que además entre todos haréis un plan para que le sea más fácil conseguirlo.

Empecemos el curso con buen pie. Desde el primer día, podemos llegar a un compromiso por parte de los niños en el que se comprometerán a adquirir unos buenos hábitos y autonomía en el estudio, por ejemplo: responsabilizarse de su mochila y que sean ellos quienes la dejen preparada por la noche. Este curso se acabó buscar la flauta o los deberes por la mañana.

Apuntar los deberes en la agenda. Debemos dejarles claro desde el inicio del curso, que esta es su responsabilidad, que ellos son los que tienen que saber qué hay que hacer o la materia a estudiar, y en caso de dudas, lo resolverán los propios niños llamando a un compañero de clase. Se acabó el chat de padres y madres donde se cuelgan los deberes. Cada niño será responsable en primera persona.

Llevar el material correspondiente. Si algo se les olvida, deben de ser ellos quienes lo resuelvan o los que asuman las consecuencias de su distracción.

Llevar los estudios al día, procurando repasar o hacer resúmenes y esquemas a diario, para evitar los agobios de última hora cuando no da tiempo a preparar los exámenes.

Leer todos los días un ratito. Desde el inicio del curso se puede establecer que se irán quince minutos o media hora antes a la cama para sacar ese tiempo de lectura.

En definitiva, vivamos el cambio como algo positivo, es verdad que estar de vacaciones es muy agradable, pero volver al trabajo y al colegio también puede serlo. Por eso, enfoquemos las cosas positivas: vas a ver a tus amigos, jugarás en el recreo, quedarás con ellos, puedes contarles todo lo que hiciste en vacaciones, vas a aprender cosas nuevas…

¿Se te ocurre alguna cosa más para favorecer la vuelta al cole, incluso la vuelta al trabajo?

Los deberes en verano. Colaboración con Tele Noticias Fin de semana de TeleMadrid

Os adjunto el enlace a la colaboración en Tele Noticias Fin de semana de TeleMadrid donde tratamos el tema de los deberes para los niños durante el verano.

Pincha en la imagen para ir al vídeo, el reportaje comienza en el minuto 10.30

Dislexia, colaboración en el espacio de psicología en el programa “Es la Mañana de Federico”

Os adjunto el podcast de mi colaboración con EsRadio en la que tratamos el tema de la Dislexia:

Dislexia - Es la Mañana de Federico - Silvia Álava

Campamentos en Telva Niños

Os adjunto la colaboración en el artículo especial dedicado a los campamentos por Telva Niños:

En esta época del año, el principal problema que se plantea a los padres es la conciliación con la vida laboral. Es raro el padre que pueda disponer de todo el verano libre, por lo que habrá que buscar alternativas para atender a los niños, una alternativa es que acudan a campamentos de verano:

  • A los ocho años ya es una buena edad para que el niño pueda ir a un campamento y quedarse a dormir. Es bueno que busquemos campamentos acordes con los gustos de nuestros hijos, con organizaciones que conozcamos y que nos ofrezcan confianza. Muchas veces pueden ir a campamentos con los mismos grupos en los que participan en invierno, como los del colegio, scouts, parroquia, grupos de tiempo libre de ayuntamientos y polideportivos… Desarrollaremos este tema con un mayor detenimiento en el siguiente capítulo.
  • Otra opción para los que no quieren pasar la noche fuera podrían ser los campamentos urbanos, que ofertan muchos colegios y clubes, e incluso en algunos casos las propias urbanizaciones o asociaciones de vecinos, con inglés, deportes, juegos… Son una buena opción para que los niños estén entretenidos y jueguen con otros niños mientras los adultos trabajan.

Leer el artículo completo en el siguiente Pdf: Campamentos en Telva Niños – Silvia Álava

 

Vuelve a ser niña. Colaboración con la revista Glamour

Os adjunto la colaboración realizada con la revista Glamour sobre la estética infantil en el mundo editorial:

Vuelve a ser niña – Revista Glamour – Silvia Álava

 

A leer en familia. Colaboración con la revista ClanTV

Os adjunto la colaboración realizada para la revista ClanTV sobre los beneficios de la lectura con los niños y las claves para incentivar el hábito de leer, ahora que tenemos más tiempo durante las vacaciones, puede ser buen momento para empezar a ponerlo en práctica:

  1. Los niños copian a sus adultos de referencia, sus padres. Si quieres que ellos disfruten con la lectura, empieza por disfruta tú.
  2. Leerles un cuento por la noche irá despertando en ellos el deseo de aprender a leer.
  3. Reserva un tiempo para leer en el que toda la familia pueda hacerlo de forma conjunta, cada uno con su libro.
  4. Haceros socios de una biblioteca, que cada uno elija su libro y adquiera el compromiso de devolverlo una vez leído.
  5. En la medida de lo posible, deja que sean los niños quienes elijan los libros que quieran leer.

Sigue leyendo el artículo completo descargando el pdf: A leer en familia – Silvia Álava – Revista ClanTV

Os dejo también una selección de libros recomendados por la misma revista, espero que os resulten útiles:

Libros para todos Clan TV

 

¿Cómo debemos premiar a nuestros hijos? 10 consejos para trabajar el refuerzo positivo.

Oa adjunto la última colaboración realizada para papisypeques.com

En muchos de nuestro artículos os hemos hablado de la importancia de premiar a los niños por sus logros. Reforzar sus conductas positivas es vital para un correcto aprendizaje y  reforzar su autoestima. En este reportaje vamos a proporcionaros pautas claras y sencillas para que podáis llevarlo a cabo en casa.

refuerzo positivo Silvia Álava

10 consejos para trabajar el refuerzo positivo.

Consideramos “refuerzo” a cualquier consecuencia positiva que ocurre tras haber realizado una acción.

  1. Utilízalo cuando quieras que alguna acción se repita: Las leyes de conducta nos explican cómo, cualquier acción a la que sigue una consecuencia positiva, es decir un refuerzo, será algo que buscaremos repetir en el tiempo. Por el contrario, cuando la consecuencia que sigue a la conducta es negativa (“castigo”), la tendencia será a evitar dicha conducta.
  1. Si lo que queremos es que la conducta desparezca, tendremos que utilizar lo que los psicólogos llamamos extinción, es decir que tras realizar una acción, no haya ningún efecto, ni positivo ni negativo.
  1. Empieza por una alabanza o un pequeño premio: El refuerzo positivo consiste en aplicar una consecuencia positiva tras un comportamiento que queramos que el niño siga haciendo, como puede ser una alabanza o un pequeño premio. Tiene que ser algo positivo en sí mismo.
  1. El refuerzo negativo también es posible: es la eliminación de una consecuencia negativa, y también nos servirá para consolidar las conductas.
  1. El mayor refuerzo que puede tener un niño es la atención de sus padres. Que sus adultos de referencia les hagan caso y estén con ellos es lo que más les puede gustar.
  1. Ojo a las reprimendas: cuando regañamos o reprendemos a un niño, aunque sea de forma negativa, sigue teniendo la atención del adulto. Por eso algunos niños no reaccionan a las reprimendas, incluso parece que las van buscando.
  1. Ajústate a la edad del niño: Los refuerzos en los niños siempre deben de estar ajustados a la conducta que el niño ha realizado. No conviene premiarles con refuerzos desproporcionados, porque entonces perderán su valor.
  1. Los refuerzos sociales, como mostrarle al niño lo contentos o lo orgullos que están sus padres respecto a su conducta, lo mayor que es, lo que está esforzando, lo bien que se porta… son más eficaces y más duraderos que los refuerzos materiales.
  1. La familia es importante: Que un familiar cercano con el que le niño tenga un especial apego, le llame por teléfono para felicitarle por un logro puede ser un gran reforzador para el niño.
  1. Empieza por ti mismo: Refuérzate a ti mismo/a, regálate pequeños premios por tus logros, serán fuente de alegría para ti . Que tus hijos y tu pareja te vean feliz será fuente de alegría también para ellos.

365 propuestas para educar a tus hijos con sentido común

Os adjunto el artículo que dedica el diario ABC al nuevo libro de Óscar González con el que he tenido la suerte de poder colaborar: «365 propuestas para educar».

El profesor Óscar González reúne en un libro un compendio de consejos educativos para familias y docentes sobre los que reflexionar.

365 propuestas para educarUna propuesta educativa para cada día del año. Es la apuesta que ofrece Óscar González en su libro «365 propuestas para educar». Pero este profesor de Primaria y director de la Escuela de Padres con Talento aporta mucho más a las familias y docentes en este compendio de consejos, recomendaciones, citas, frases y opciones que reúne en el documento. Los pensamientos, opciones, retos y desafíos que se exponen de grandes pensadores de ayer y de hoy harán reflexionar a muchos sobre la educación y crianza de sus hijos y alumnos.Un libro que, seguramente, contribuirán a tomar decisiones transcendentales para el desarrollo de muchos niños. Además, los fondos que recaude irán destinados a la Fundación Juegaterapia, que ayuda y aporta recursos a los niños hospitalizados durante largas temporadas.

Desde la infancia a la adolescencia, las propuestas hacen referencia a muchos ámbitos de la educación y aprendizaje: valores, inteligencias, emociones, creatividad, juego… Y todas y cada de estas recomendaciones exigen ser interiorizadas para sacarlas el mayor partido. Aparecen consejos de personalidades como el filósofo José Antonio Marina; los psicólogos María Jesús Álava Reyes; Javier Urra y Silvia Álvava («Queremos hijos felices») y el juez Emilio Calatayud. Así como reflexiones y consejos del profesor José Carlos Aranda («Inteligencia natural»); la profesora y autora Carmen Guaita (Contigo aprendí») y el profesor Fernando Alberca («Todos los niños puede ser Eeinstein»), entre otros.

En definitiva, un libro que invita a educar con sentido común y que guiará y animará a muchos padres y profesores a iniciar ese buen camino. Ahí van algunas de sus propuestas:

  1. «Los padres somos modelos de aprendizaje del niño porque siempre nos está observando e imitando». Jesús Jarque
  2. «El castigo es un fracaaso del educador. Si conseguimos educadores más competentes los castigos disminuirán». Rosa Jové.
  3. «Es necesario poner unos límites, unas normas básicas, unas reglas claramente definidas, que nos ayuden a todos a desarrollar y alcanzar los recursos que faciliten nuestro crecimiento como personas…». María Jesús Álava Reyes
  4. «Reconocer los propios errores ante los hijos nos dignifica; pedir disculpas realza nuestra autoridad». Javier Urra.
  5. «Para poder decir que no a los hijos, también hay que saber decírnoslo a nosotros mismos». Begoña del Pueyo y Rosa Suárez.
  6. «La familia no es un grupo de personas reunidas en torno a un televisor. La familia es la unidad básica de copertenencia y, en tanto que tal, un ámbito colaborador en el que se trabaja en común. Algunos de estos trabajos pueden ser más útiles que todos los deberes que puedan ponerle a tu hijo en la escuela». Gregorio Luri.
  7. «Mucho se habla del prestigio del profesorado pero también debemos recuperar el pretigio de las familias». Óscar González.
  8. «El entendimiento familia-escuela es imprescindible para el futuro de nuestros hijos». Begoña del Pueyo y Rosa Suárez.
  9. «En la docencia lo más importante es la persona. De un buen profesor no te olvidas jamás». Igner Enkvist.
  10. «Se ha de educar para la vida y para formar personas». Montserrat del Pozo.

Además, aparecen muchas recomendaciones e ideas (y referencias) muy prácticas. Por ejemplo, consejos para que los niños tengan más exito en los estudios, para ser un buen padre, para no criar a un delincuente, para lograr niños felices, o para que los hijos no se conviertan en analfabetos emocionales.