¿Por qué surgen los amigos imaginarios en la infancia?

  • En torno al 50-65% de los niños tiene uno. Suelen aparecer entre los dos y los ocho años

¿Has tenido alguna vez una amigo imaginario con el que jugabas de pequeño y que sólo existía en tu imaginación? Si alguna vez has tenido uno, has de saber que no se trata de algo patológico ni problemático, sino de algo normal que les sucede a muchos niños y por lo que los padres no deben preocuparse, salvo en algunas excepciones. Pese a ello, ¿por qué aparecen estos persones en la mente de los más pequeños? ¿Tienen estos niños algunas características de personalidad especiales?

“El amigo imaginario es un amigo que realmente no existe, pero que el sujeto vivencia como si fuera real y habla y juega con él. En ocasiones, puede ser un objeto no ficticio, como un peluche o una muñeca, pero por lo general, los amigos imaginarios no forman parte de la realidad”, explica a EL MUNDO el psicólogo educativo Jesús Ramírez, psicólogo educativo. Pueden aparecer incluso varios en diferentes etapas, una vez ser un perro y otro un superhéroe de TV. O incluso, un niño de su propia edad. Pero “tal como vienen se van”.

Estos personajes suelen aparecer desde los dos-tres años hasta los siete-ocho. Pero no algo universal, pues no todos los niños lo tienen ni es algo en lo que las investigaciones se pongan de acuerdo. “Según estudios revisados, hay diferencias significativas entre unos y otros, estando en torno del 50 al 65% de los niños”, afirma el experto.

Sonia Rojas Conca, psicóloga del centro AGSPsicólogos de Madrid apunta un estudio realizado por la Universidad de Washington y la Universidad de Oregon y dirigido por las investigadoras Marjorie Taylor y Stephanie Carlson. Los resultados del estudio concluyeron que dos de cada tres niños tienen amigos imaginarios de los cuatro a los siete años. Además, el estudio señala que una tercera parte de los niños en edad escolar lo seguía teniendo y que el 70% del total de la muestra (152 niños) eran niños primogénitos o hijos únicos.

Sin embargo, este último apunte no tiene por qué ser así. “Es más frecuente en hijos únicos que están más solos, pero no existe un relación directa”, asegura Silvia Álava Sordo, psicóloga en el Centro Álava Reyes de Madrid y autora del libro Queremos hijos felices. Algo que también confirma Ramírez: “En algunos estudios achacan que ese amigo imaginario es fruto de la soledad que siente el niño, pero lo cierto es que hay niños que juegan o hablan con su amigo imaginario y no son hijos únicos”. Se dice también que estos compañeros aparecen cuando el ambiente del niño es fundamentalmente adulto, y no hay niños a su alrededor, pero tampoco hay evidencias de que esto sea necesariamente así.

Niños con gran creatividad

No existe un perfil característico de niños que tienen estos pequeños compañeros de juego, sin embargo, sí parece influir de forma directa la creatividad del niño. “Normalmente, si un niño es muy creativo y tiene muchas fantasías, es normal la aparición en su vida de un amigo imaginario. Incluso, “hay estudios que demuestran que si el niño ha tenido un amigo imaginario en la infancia, cuando llegan a la adolescencia, suelen ser niños más creativos, con mayor empatíay buenas habilidades lingüísticas. Pero yo no he llegado a observar esta apreciación”, dice Ramírez. El factor clave es por tanto, la creatividad. “A mayor creatividad y fantasía del niño, mayor probabilidad de que aparezca o tenga un amigo imaginario”, añade Álava.

No hay una duración estipulada de cuando desaparece este amigo tan particular, pero es cierto que “tal como viene se va, o vienen y van esporádicamente”, dice Ramírez. La fase de decadencia se produce en la entrada a la edad de la razón (seis-siete años) donde su pensamiento es más lógico y racional. “Se relaciona también con el momento en el que el niño ha hecho nuevas amistades o se ha adaptado a la nueva situación”, expone Rojas.

Es preciso destacar que que un niño jugase con una amigo imaginariono se ha considerado siempre normal. Aunque parezca difícil de imaginar, antiguas investigaciones consideraban a estos niños como casos clínicos que tenían que ser tratados. Pero en la actualidad, los expertos manifiestan claramente que no existe un patrón característico en los niños, y que corresponde con algo normal.

La actitud de los padres

La presencia de amigos imaginarios es un hecho que no debe preocupar a los padres, sino que deben actuar con naturalidad: ni rechazarlo ni ignorarlo. “Normalmente, los padres suelen reaccionar con preocupación cuando perciben que su hijo tiene un amigo imaginario. Sin embargo, el mensaje tiene que ser claro: no hay que preocuparse ya que forma parte del proceso natural de evolución y desarrollo del niño.”, admite Rojas.

Incluso, añade la profesional, “en muchas ocasiones, acuden a consulta preguntando si deben aceptar esta fantasía o si deben tratar de que el niño lo ignore. Por ello, se les insiste en que la actitud a adoptar tiene que ser de tolerancia y respeto. Ni regañarles ni fomentar la existencia de su amigo imaginario”. Eso sí, hay que dejar claro que no se le debe permitir que se exima de responsabilidad por atribuirle la culpa a su amigo imaginario o que deje de estar con sus amigos por estar con su amigo imaginario.

No obstante, y según el estudio dirigido por Carlson y Taylor, sólo el 26% de los padres conocía que su hijo tenía un amigo imaginario, apoyando la premisa de que el niño quiere mantener a sus creaciones aparte del mundo de los adultos. “Estas fantasías suelen producirse tras puertas cerradas y en las que el niño cree que está solo”, informa Rojas. Normalmente, el niño sabe que su amigo no existe en la realidad, y que sólo pertenece a su imaginación.

Dos aspectos a tener en cuenta

  • Es importante que los padres observen las conversaciones que su hijo tiene con su amigo imaginario: “Si ve que las conversaciones no son muy normaleso que su hijo prefiere jugar con el amigo en vez de con niños reales, ahí sí es importante que los padres le cuenten a su hijo que que el amigo es sólo para cuando esté solo. De lo contrario, podrían aparecer problemas de relaciones sociales en un futuro”, mantiene Álava. Así lo afirma también Ramírez: “Hay que observar las conversaciones para saber qué tipo de amigo es y cómo se lleva con él. Por ejemplo, si el amigo imaginario es una especie de Superman‘ habrá que controlar que no se le ocurra echar a volar, cosa que ya ha ocurrido en alguna ocasión. Si se trata de un amigo agresivo, conviene charlar al respecto, pero sin reprocharle nada”.
  • Los niños siempre deben preferir jugar con sus amigos reales: Uno de los beneficios del juego en la infancia, es que los niños aprenden a ceder, a cooperar, a ser compañeros y a ponerse en distintos roles, mientras juegan. ‘Una vez eres tú el malo, otra serás el bueno’. Por todo ello, “es muy importante que jueguen con niños reales, para que aprendan todas estas características del juego. Si juegan siempre con su amigo imaginario, se jugará siempre a lo que el niño quiera, y no aprenderá esos valores tan importantes para un futuro”, explica Álava. Si el niño quiere jugar siempre con su amigo imaginario y no con sus amigos reales, o con niños reales, ahí es cuando los padres deben preocuparse. Sobre todo, si esta conducta va a acompañada de otras agresivas y/o conflictivas. También deben preocuparse si ese amigo particular sigue estando presente a partir de los siete-ocho años. De lo contrario, “lo mejor es actuar con total naturalidad, y no preocuparse en absoluto. Ni rechazarlo ni ignorarlo”, insiste.

FUENTE: diario El Mundo

Queremos Hijos Felices en EsRadio

Os adjunto el podcast de la entrevista realizada por Isabel González en EsRadio sobre el libro Queremos Hijos Felices

Queremos Hijos Felices en EsRadio

¿Son las Pasarelas & Front rows lugar para niños? colaboración con la revista Telva

De forma periódica se genera debate sobre la idoneidad o no de que niños y niñas acudan a los desfiles ya sea como modelos o como espectadores,. Os adjunto mi colaboración con la revista Telva en la que hablamos sobre lo positivo y negativo de la situación y los límites a marcar por parte de los padres:

Pasarelas & Frontrows lugar para niños

Pincha aquí para leer el artículo completo en pdf: ¿Son lugar para niños las Pasarelas?

¿Tienen que hacer los niños deberes en verano? Colaboración con Papasehijos.com

Os adjunto la colaboración realizada con papasehijos.com sobre el controvertido tema de los deberes, más aún en verano:

Estamos en pleno mes de julio, los niños llevan casi un mes sin colegio y algunos adultos ya han disfrutado de sus días de vacaciones y para otros están a punto de llegar. En esta época del año muchos padres se plantean si sus hijos tienen que hacer deberes de verano en estos meses sin clases.

La respuesta dependerá de la edad del niño y del nivel de competencia adquirida durante el curso, así en la etapa de adquisición de la lectoescritura y del cálculo, conviene que los niños sigan trabajando un rato todos los días en ambos procesos hasta que estos estén automatizados.

Bastaría con leer todos los días unas páginas o un capítulo de un libro, contestar a unas preguntas del mismo para así trabajar la lectura comprensiva y hacer un resumen de lo leído, para reforzar la habilidad de síntesis. Además, también conviene leer en voz alta respetando los signos de puntuación y corrigiendo posibles errores para trabajar la fluidez y las habilidades de entonación. Cómo también hay que trabajar la escritura, podemos hacer un dictado al niño del texto que previamente ha leído. Será importante que cuide la caligrafía, y sobe todo la ortografía. Para trabajar este último punto, será siempre el niño quien corrija su dictado, no el adulto, ya que el objetivo es que corrija sus errores de su léxico visual, no solo del papel. Podemos darle el libro del que se realizó el dictado y pedirle qué él mismo lo corrija, y una vez realizada su corrección que el adulto repase con él las faltas que puedan habérsele olvidado.

Leer más

La importancia de la sonrisa: Cuando sonreímos tenemos mejor salud

Os adjunto la entrevista realizada con Rosy Martínez de Burgos en Gestiona Radio. Hablamos de:

  • El efecto positivo de la sonrisa en nosotros mismos y en las personas que nos rodean.
  • La sonrisa como reductor del estrés.
  • La sonrisa plena y la longevidad.
  • El atractivo de la sonrisa.

Pincha en este enlace para escuchar la entrevista que comienza en el 17:30h

 

 

 

La colaboración de Silvia Álava y Nuevo Futuro: un guiño a la infancia más vulnerable. Agencia EFE

Silvia Álava - Nuevo FururoSi algo tienen en común la psicóloga infantil Silvia Álava, autora de “Queremos hijos felices”, y Nuevo Futuro, la asociación de menores sin hogar en España, es la protección de los niños y su trabajo constante para que estos alcancen el pleno bienestar. Por ello, la especialista ha donado los derechos de autor de su obra a la organización. Es el comienzo de una larga colaboración por la infancia

En un acto presentado en la sede de Nuevo Futuro, que contó con la presencia de la presidenta de la ONG, Josefina Sánchez Errázuriz, la directora Miriam Poole Quintana y representantes de la editorial JdJ Editores – Actitud de Comunicación, Silvia Álava ha donado a la asociación los derechos de autor de su libro “Queremos hijos felices”, que ascienden a 5.121 euros.

Dicha cantidad se destinará íntegramente al Proyecto de Atención Psicosocialpara los 98 menores de los 12 hogares de Nuevo Futuro en Madrid, cuyo objetivo es reparar los daños psicosociales de los menores para mejorar sus condiciones de vulnerabilidad, impulsar sus habilidades y mejorar su autoestima y autocontrol.
La psicóloga infantil Silvia Álava con su libro “Queremos hijos felices”. Foto cedida por Silvia Álava
“Yo cuando escribí el libro tenía muy claro que quería ayudar al mayor número de personas posibles”, comenta Silvia Álava. Los padres acuden a su obra buscando consejos para educar a sus hijos de entre 0 y 6 años, aunque esta psicóloga confiesa que “igual de importante me parecía ayudar a esos niños que por desgracia no tienen un padre y una madre que pueda estar allí con ellos. Pensé que estos son los niños en régimen de acogida”.

Por este motivo surge la colaboración con Nuevo Futuro, “me di cuenta de que esto era lo que quería, una asociación que trabaja con estos niños y transforma sus hogares funcionales en hogares familiares”, revela Álava para EFEsalud.

Desde Nuevo Futuro se muestran muy satisfechos con este acuerdo. “Siempre nos emociona que alguien nos elija, hay muchas ONGs y muchas dedicadas a los niños”, señala la presidenta Josefina Sánchez Errázuriz y confiesa que el libro de Silvia le ha encantado “como abuela”.

Ambas partes hablaron también de sus próximos proyectos. Tras sacar la tercera edición de “Queremos hijos felices”, Silvia está trabajando en la continuación de este, que estará dedicado a la etapa de los 6 a los 12 años. La profesional encuentra el auge de la psicología infantil en esa preocupación de los padres para que el niño desarrolle sus capacidades sociales y emocionales.

La Asociación Nuevo Futuro ha atendido a más de 8.000 niños y niñas en sus casi 50 años de trabajo al servicio de los menores sin hogar. Su presidenta explica dos proyectos en los que se ven inmersos: un programa de apoyo escolar para aumentar el rendimiento anímico y académico de los menores y un gabinete psicológico que puedan seguir más de cerca su evolución.

La directora de Nuevo Futuro, Miriam Poole, añadió la puesta en marcha de dos pisos de emancipación para no dejar desprotegidos a los mayores de 18 años. En este punto también coincide Silvia, si ya le parece difícil con esa edad conseguir trabajo y tener una vida independiente, “imagínate un niño que haya tenido todas estas carencias emocionales y afectivas”.

Máster en psicología infanto-juvenil del Instituto Europeo de Psicología Aplicada premiado por el Diario El Mundo

Qué gran noticia, el Máster en psicología infanto-juvenil del Instituto Europeo de Psicología Aplicada, del que formo parte como docente, ha sido reconocido por el Diario El Mundo como uno de los mejores en su área y ya van 8 años!

Máster en psicología infanto-juvenil del Instituto Europeo de Psicología Aplicada

Leer más

5 claves para elegir el campamento adecuado para tus hijos. Colaboración con Papasehijos.com

Campamentos de veranoOs adjunto la colaboración realizada con Papasehijos.com sobre los campamentos y tema que acapara muchas de las conversaciones en esta época del año:

Comparto cinco claves para elegir el campamento de verano adecuado para tus hijos, teniendo en cuenta la edad de tus hijos, el tipo de campamento y actividades, para que puedas tomar la mejor decisión.

1. ¿A partir de qué edad es adecuado enviar a nuestro hijo a un campamento?:

Dependerá del tipo de campamento que elijamos y del grado de maduración del niño. Así:

  • Los campamentos urbanos son perfectos para los niños que están en las etapas de educación infantil e incluso primer ciclo de primaria, porque además tienen una dinámica y un horario parecidos a los del colegio.
  • Si se trata de dormir fuera de casa, el momento adecuado lo va a marcar el propio niño, según el nivel de madurez que posea. Lo habitual suele ser a que a partir de los ocho años de edad puedan acudir a este tipo de campamentos.
  • Si queremos que refuerce un idioma fuera de España, lo mejor es esperar a los doce años, así el niño será más independiente, y tendrá el nivel de conocimiento del idioma suficiente para poder sentirse seguro en otro país.

2. ¿Qué tipo de campamento elegimos?

Multiaventura, deportes, idiomas, cultura, aprendizaje… Hay diversas opciones disponibles a la hora de elegir el ámbito de entretenimiento del campamento, si queremos acertar hay que tener en cuenta las cualidades y gustos de cada niño; si el niño es muy tímido será adecuado apuntarle a uno en el que se sienta cómodo. Sin embargo, si es muy activo, será mejor inscribirle a uno con actividades deportivas. Debemos tener en cuenta que si nuestro hijo no es buen deportista, pero le gusta la naturaleza, será mejor dirigirle a ese tipo de campamentos.

3. Si el campamento es fuera de la ciudad en la que se vive… ¿Es positivo llamarles por teléfono? ¿Podemos ir a verles?

En todo momento deben seguirse las normas impuestas por la organización. El uso del móvil por parte de los niños suele estar restringido, además siempre hay que cumplir las normas que estén establecidas en el campamento, así, no se interrumpirá el funcionamiento previsto para las actividades de los niños.

Si el campamento tiene un día establecido para las visitas de los familiares, lo mejor es ir, o pactar con el niño lo que él prefiere si quiere que vayamos a verle o no. Pero si no hay día de visitas, es mejor no ir, pues alteraremos el ritmo y la dinámica del campamento.

4. ¿Y si nuestro hijo se niega a ir de campamento?

Al ser una experiencia diferente que saca de la rutina a los niños, a veces les provoca cierto reparo no saber actuar en las diferentes situaciones que se les vayan a plantear. Para poder evitar esos miedos, es positivo que durante el año hayan realizado alguna actividad similar en granjas escuelas o convivencias. Se trata de darle seguridad y confianza a lo largo de todo el año. Nunca conviene que los niños vayan obligados o que vean el campamento como un castigo.

5. ¿Los hermanos deben ir al mismo campamento?

Aunque para los padres es la mejor solución, lo más recomendable es en la medida de lo posible ajustar el tipo de campamento a los gustos y necesidades de cada niño de cada niño, aunque no siempre coincidan. No obstante, tampoco resultará perjudicial que vayan los dos al mismo campamento.

Quizás te interese leer: ¿Cómo conseguir que mis hijos me obedezcan?

 

FUENTE: papasehijos.com

¿Cómo ayudar a un hijo introvertido? colaboración con infosalus.com

niños introvertidosNo se puede hablar de una edad para el comienzo de la introversión ni para hacer un diagnóstico de algo que en realidad es un rasgo de la personalidad y no un trastorno. Aunque sí se puede decir que hacia los 4 años se podría decir que los niños ya tienen una representación básica sobre sí mismos.

HIJOS INTROVERTIDOS

Según explica a Infosalus Silvia Álava, psicóloga infantil y autora de ‘Queremos hijos felices. Lo que nunca nos enseñaron de 0 a 6 años’ (JdeJ Editores, 2014), si los niños extrovertidos se lanzan a hablar y establecen una rápida comunicación con los demás y juegan más con otros niños, los introvertidos se quedan más parados, les cuesta entablar conversación con niños que no conocen o hacer peticiones a los desconocidos.

“A los padres les es fácil identificar esta introversión y cómo les cuesta más la relación con los demás. Los niños introvertidos parecen tener una menor necesidad de entablar relaciones con los otros“, señala Álava.

En esto se diferencian niños introvertidos y tímidos, los primeros no tienen necesidad de esta relación, se sienten bien estando solos, sin embargo, el niño tímido quiere relacionarse, interactuar con los demás, pero hay algo que le impide hacerlo como la inseguridad, el miedo a fallar o a no ser aceptado.

Los niños deben aprender a relacionarse con los demás, no hay que dejarles que eviten hacerlo pero tampoco se puede obliga a pedir actuaciones innecesarias en el contexto. “Hay que desmitificar la introversión, es un rasgo más de personalidad, no es patológica, el niño sólo necesita aprender habilidades sociales”, continúa la psicóloga infantil.

CÓMO AYUDAR A MI HIJO INTROVERTIDO: CONSEJOS PARA LOS PADRES

La autora señala a Infosalus algunas pautas de actuación para aquellos padres preocupados por la introversión de sus hijos:

  • No forzar al niño: cuando vayamos a estar en un encuentro social, hay que comentarle que hay más niños y que tiene que involucrarse. Son útiles los juegos dirigidos en los que se sugiere a los niños el juego (como el pilla-pilla o el escondite) o las actividades con monitores de tiempo libre en las que participan todos los niños y no pueden ‘escapar’ de jugar.
  • No etiquetar: no pasa nada por ser introvertido pero no hay que asumir por él la comunicación con los demás ni hablar o pedir las cosas por él y no dar explicaciones ante su falta de contestación o de relación diciendo que es introvertido. “No hace falta que le resuelvas este menor interés por relacionarse con los demás”, señala Álava.
  •  Ensayar con él situaciones sociales: es lo que se denomina ‘role playing’, así se puede ensayar cómo pedir agua a un camarero o jugar a algún amigo. Mamá o papá representan el papel de la persona a la que el niño pide algo. Esto les hace tomar seguridad ante la situación.

DISTINGUIR ENTRE INTROVERSIÓN Y TIMIDEZ

La timidez no es un rasgo de personalidad, como en el caso de la introversión, sino que la persona tímida quiere relacionarse pero se inhibe de hacerlo y esto se acompaña de ideas irracionales sobre no ser aceptado por los demás.

En el caso de los niños es importante detectar esta timidez e ir trabajando pequeñas técnicas para dotar al niño de habilidades sociales, de las que en la mayoría de los casos carecen. Además, la principal fuente de aprendizaje de los niños es el modelaje de los padres a los que suelen copiar, por ello es importante darse cuenta de cuál es el modelo que estamos enseñando a los niños e ir trabajando sobre ello.

Es muy importante también en el caso de los niños que presenten timidez, no etiquetarlos y no sobreprotegerles, es decir, no resolver por ellos las situaciones en las que sientan esta timidez, porque de esta forma no desarrollarán habilidades sociales. Hay que reforzarles cada vez que hacen un pequeño gesto y no criticarles ni compararlos con sus hermanos, primos, amigos, etc.

“No hay que permitir el aislamiento del niño sino favorecer su participación en actividades que promuevan el contacto con otros niños y evitar llevar con ellos juegos que puedan realizar en solitario como las consolas“, señala Álava.

No hay que forzar la situación social y marcar metas objetivas como sólo saludar y luego jugar y sobre todo fomentar la independencia del niño. “Se puede invitar a amigos y a sus hijos a casa, donde el niño está más seguro, para luego ser recíprocos y visitar a estos amigos en su casa, para que el niño pueda ir aprendiendo las normas sociales de forma natural”, concluye la psicóloga infantil.

La sonrisa beneficia a la salud y reduce el estrés. Extracto Europapress

Silvia Álava - Listerine 5   Silvia Álava, experta en comunicación no verbal,  asegura que “la mejor forma de reducir el cortisol del estrés es sonreír”. Además, afirma que la sonrisa” tiene beneficios positivos para la salud, ya que el cerebro y el cuerpo están en conexión, por lo que se generan endorfinas y serotoninas que hacen gozar de una mejor salud
La gente que más sonríe suele ser la más satisfecha con la vida y también está directamente relacionado con la longevidad, la estabilidad en las relaciones de pareja, e incluso, con la productividad en el trabajo”, comenta la experta. En este sentido, incide en que “la sonrisa es nuestra mejor carta de presentación, ya que el poder de tu sonrisa te hace llegar donde te propongas”.

Según estudios recientes, la sociedad no es consciente del poder que tiene la sonrisa, de lo que se puede conseguir con ella y de sus múltiples beneficios. “Una sonrisa aporta confianza en uno mismo y buena estima social. Sirve para empatizar. Conocer a alguien y sonreír es la mejor manera de abrir puertas. Incluso nos beneficia de cara a afrontar el día a día, generando positividad”, continua la experta en comunicación no verbal Silvia Álava.

A pesar de lo que se piensa, la boca es el primer rasgo en el que se fija una persona – por encima de los ojos y el pelo – porque la boca “transmite emociones y es la parte que más contrasta del rostro“. Así, la sonrisa está ligada íntimamente con el atractivo. “Normalmente las personas que más sonríen son catalogadas como las más atractivas”, finaliza Álava.

Leer mas: http://www.europapress.es/chance/belleza/noticia-sonrisa-beneficia-salud-reduce-estres-experta-20150624133555.html