Presentamos el libro Queremos Hijos Felices en el programa Ya veremos de Juan Luís Cano

Hoy a las 21h hablaremos de niños, padres y psicología en el programa de M80 radio, presentado por Juan Luís Cano“Ya Veremos”  #QueremosHijosFelices. Escúchalo en directo haciendo clíck en la imagen:

Ya veremos - Silvia Álava

 

El poder de tú sonrisa: jornada de presentación Listerine

Os adjunto algunas fotos de la jornada del martes en la que tuve el placer de participar en el evento organizado por Listerine “El poder de tú sonrisa”

“Análisis funcional y formulación clínica” Masterclass presentación del Master Universitario en Psicología General Sanitaria de la UIMP

Os adjunto información sobre la Masterclass que impartirá el Dr. Daniel Peña con motivo de la presentación del del Master Universitario en Psicología General Sanitaria de la UIMP, será el 2 de Julio a las 12 horas en la Fundación Mª Jesús Álava Reyes, C/ Caleruega 67 – 7º

“Análisis funcional y formulación clínica”

El análisis funcional es una herramienta central en los procesos de evaluación e intervención. El enfoque desarrollado te permitirá integrar el análisis funcional como un modelo de razonamiento sobre los fenómenos psicológicos y la problemática del paciente.

El punto fuerte de la jornada es el desarrollo de habilidades específicas para la toma de decisiones sobre aspectos clave del caso, como:

  • La relación terapeútica.
  • La anticipación y la solución de posibles problemas durante la intervención.
  • La priorización de objetivos, etc.

Todo ello con un enfoque centrado en la práctica y en la capacitación real del psicólogo.

Recuerda: 2 de Julio a las 12 horas en la Fundación Mª Jesús Álava Reyes, C/ Caleruega 67 – 7º

Apúntate en el formulario a la jornada “Análisis funcional y formulación clínica” impartida por el Dr. Daniel Peña dentro de la presentación del Master Universitario en Psicología General Sanitaria.

Queremos hijos felices: lo que nunca nos enseñaron de 0 a 6 años

24448_CUB_QueremosHijosFelices_3ed.inddCuando las familias llegan a nuestro centro de psicología, nos dice, con cierta resignación e ironía: “¡Es que los niños no vienen con manual de instrucciones! No sabemos cómo actuar ante muchas situaciones, si lo hacemos bien o mal”, o “Lo hemos probado todo, pero nada funciona”.

Con este libro buscamos mejorar la calidad de vida en el día a día de las familias, que sepan cómo enfocar y resolver los problemas de sus hijos, mediante un asesoramiento claro y concreto, fruto de nuestra experiencia profesional, y que tanto padres como hijos se sientan mejor y sean más felices. Por eso hemos ido recogiendo, en orden cronológico, las situaciones a las que se enfrentarán desde el nacimiento del niño o la niña hasta los seis años, haciendo especial hincapié en trasmitir a los niños valores como la tolerancia, el perdón, el esfuerzo, la compasión, el agradecimiento, el trabajo diario y la constancia… Entonces serán más felices.

Libro Queremos Hijos Felices

La discalculia o dificultad de adquisición del cálculo. Colaboración con el programa “Es la mañana de Federico” de EsRadio

Os adjunto el enlace al podcast del programa “Es la Mañana de Federico” donde hablamos sobre la Discalculia:

Discalculia

Silvia Álava, psicóloga y directora del área infantil del Centro de Psicología Álava Reyes y autora del libro Queremos Hijos Felices. Lo que nunca nos enseñaron, explica en qué consiste la discalculia o dislexia matemática que afecta a un 5% de la población infantil.

La discalculia o dificultad de adquisición del cálculo es un trastorno del aprendizaje que se manifiesta con una baja capacidad para entender los números, para el cálculo mental y para el procesamiento matemático.

No es tan conocida como la dislexia, pero los expertos creen que es casi tan frecuente como esta. Hay pocos estudios y muchas personas, tanto niños como adultos, sin diagnosticar.

Las dificultades para comprender las magnitudes numéricas se reflejan en un bajo rendimiento en matemáticas en la escuela a medida que se avanza de curso. A la hora de detectar la discalculia hay señales de alerta, como contar con los dedos a partir de segundo de primaria. Otras son dificultad para contar para atrás o para hacer cálculos aproximados, falta de agilidad para manejar números grandes o ubicar un número en una serie, no saber qué operación hay que aplicar para resolver un problema, dificultad para memorizar las tablas de multiplicar o dedicar mucho tiempo y esfuerzo a los deberes de matemáticas sin resultados positivos.

A medida que transcurre el tiempo es normal que se manifieste ansiedad o bloqueo hacia las matemáticas, ya que hay una sensación de fracaso. Si los padres o los profesores detectan estas señales hay que acudir a un psicólogo o a un centro especializado en trastornos del aprendizaje para que valoren el caso.

La discalculia, como la dislexia, no desaparece, pero se reeduca trabajando las matemáticas con la metodología y el sistema adecuados.

La importancia de la educación en valores. Colaboración con PapisyPekes.com

Hoy en día se habla mucho de la crisis que hay en la sociedad, pero no solo de la económica, sino también de la crisis de valores en la que estamos sumergidos.

Educar en valores¿Por qué es tan importante la educación en valores?

Sin embargo investigando sobre este tema, encontramos que reflexiones de este tipo, ya las hicieron los griegos clásicos hace más de 2.400 años, así Sócrates reflexionaba. “Los jóvenes de hoy aman el lujo, tienen manías y desprecian la autoridad. Responden a sus padres, cruzan las piernas y tiranizan a sus maestros. Los jóvenes de hoy día son unos tiranos. Contradicen a sus padres, devoran su comida y les faltan al respeto a sus maestros”.

Los valores son los principios que permiten orientar nuestro comportamiento con el objetivo de realizarnos como personas. En muchas ocasiones pueden funcionar como motor de nuestra conducta, pero también como freno. Los valores marcan el camino a seguir y nos avisan cuando nos desviamos del mismo.

Los valores no son marcadores genéticos ni mucho menos. Son algo que los niños tienen que aprender, y para eso será imprescindible que los padres eduquen en valores a sus hijos. Cada familia, cada padre, cada madre, tiene que elegir los valores que quiere trasmitir a sus hijos, porque serán los que guíen su conciencia y su conducta.

Los niños aprenden los valores a través de la conducta de sus padres. Para enseñar valores, no vale con las palabras, necesitamos los ejemplos. Es muy difícil que los niños aprendan a esforzarse si ven que sus padres no se esfuerzan y que ante la mínima dificultad se dejan llevar por el abatimiento, y abandonan.

Es tal la importancia que le otorgo a este tema dentro de la familia, que le he dedicado un capítulo en el libro Queremos hijos felices: Lo que nunca nos enseñaron. En él hablamos de cómo inculcar a los niños valores como la humildad, el compromiso, la gratitud, la amistad, la lealtad, la honestidad, la paciencia, el esfuerzo, la responsabilidad y la compasión. No obstante, es cada familia la encargada de decidir y de trasmitir los valores elegidos a sus hijos.

FUENTE: papisypekes.com

La psicología en la alimentación infantil. Colaboración con guiainfantil.com

Os adjunto la entrevista realizada por Marisol Nuevo para Guiainfantil.com

La reacción de los niños ante un plato de comida depende de muchos factores. Mientras que hay niños que tienen hambre a todas horas, otros son inapetentes o se agobian por ver demasiada comida en el plato.

Niños y comida

La psicóloga Silvia Álava reconoce el importante papel de los padres en la educación y en los hábitos alimentarios de sus hijos. Mantener una actitud firme y marcar los límites es la clave para enseñar a los niños a comer bien y a comportarse en la mesa.

La ansiedad y la obesidad en el comportamiento alimenticio de los niños

¿Cómo debemos enseñar a los niños a masticar?

Es más fácil de lo que imaginamos. Los padres tienen que ponerse muy firmes, no autoritarios, sino mantener una comunicación firme. Es muy raro que un niño no pueda comer una patata frita y ahí sí que tiene que masticar. Suele ser más un tema de inapetencia, de que no le gusta el alimento o le resulta duro. En todo momento es fundamental que los niños vean que los padres son firmes y no van a cambiar la comida que hay en la mesa por otra cosa. Si ven que tienen la posibilidad de cambiarlo, no se lo van a comer.

Hay niños que cuando ven mucha comida en el plato se agobian y llegan a provocarse vómitos, ¿a qué es debido?

Leer más

Tips para padres trabajadores ante la llegada del verano. Artículo en el Centro de Estudios John F. Kennedy de México

Los padres de hoy tienen menos tiempo para estar con sus niños y los pequeños sufren presiones que antes no existían. ¿cómo ser padre o madre que trabaja y no desesperarse?

Madre trabajadoraNumerosos estudios avalan que lo importante es la calidad del tiempo compartido con los hijos y no la cantidad.

La psicóloga Silvia Álava da algunas sugerencias para mejorar la convivencia entre padres e hijos

Es importante que los padres se paren a observar qué actividades realizan con sus hijos en casa y cuánto tiempo de calidad pasan con ellos, con un sencillo registro escrito del tiempo compartido durante, al menos, una semana, recomienda la especialista.

En este apartado de observaciones podrán apuntarse por ejemplo, “el niño tardó varias veces en obedecer”, “perdí la paciencia”, “tuve que regañarles”, “los niños se pusieron a jugar entre ellos” o “los hermanos se pelearon”, según esta profesional.

Para Álava, algo en lo que no se puede delegar es la educación, pues “los padres podrán recibir ayuda de educadores, profesores, cuidadoras, abuelos… pero la educación siempre dependerá de los papás. Leer más

Aprende a lidiar con las pesadillas. Entrevista en elNuevoDiario.com

¿Cómo se producen las pesadillas y los terrores nocturnos? ¿En qué se diferencian? ¿Cómo deben de actuar los padres en estas situaciones? Ante todo tranquilidad, el somnólogo Eduard Estivill y la psicóloga Silvia Álava dan las claves para comprender y gestionar los malos sueños en los niños.

Trastornos del sueño2El doctor Eduard Estivill, especialista Europeo en Medicina del Sueño, compara dormir con descender los peldaños de una escalera. De este modo, el primer escalón es el sueño superficial, después el profundo y el tercero es el sueño REM, peldaño donde se configuran los ensueños. Este ‘descenso’ es un ciclo que se repite durante la noche.

Pero, ¿qué son los sueños? El especialista explica que se trata de “una combinación de información que tenemos en el cerebro y emociones”, y al configurarse, esta información se mezcla de forma errónea.

“Cuando estamos despiertos el cerebro capta información y emociones por nuestros cinco sentidos y la va guardando hasta que la necesita” apunta el somnólogo, quien señala que llegado el momento, la recopila, junta adecuadamente y explica.

Sin embargo, mientras dormimos, la información que se ha guardado corre una suerte distinta a cuando estamos en vigilia. Al configurarse el sueño, esta “se combina de forma aleatoria y aúna cosas del pasado, del presente y del futuro, pensadas, imaginadas y vividas sin coherencia ni explicación”, afirma Estivill.

¿Qué hacer?

La psicóloga Silvia Álava explica a los padres las pautas a seguir ante las pesadillas y los terrores nocturnos. La experta señala que los episodios de pesadillas aparecen en la segunda mitad de la noche. Entre sus principales características, destaca que el niño se despierta y siente miedo porque puede recordar el contenido del sueño, mientras se producen no suele haber “movimientos ni verbalizaciones”.

Aunque generalmente no suponen un trastorno grave y desaparecen con la edad, si se dan con asiduidad, pueden acarrear al niño temor a dormir, Álava aconseja a los padres seguir estas recomendaciones:

Acudir al lado del niño para calmarlo, pero sin pedirle especificaciones ni dar muchas explicaciones.

No tratar de razonar sobre el desencadenante de la pesadilla sino señalar que fue un mal sueño y hacer que el niño se duerma solo con el objetivo de que aprenda a volver a dormir sin que los padres estén al lado.

Para relajar a los pequeños, la especialista recomienda llevar un vaso de agua y una vez se han calmado, se puede dejar una luz encendida para que se vuelva a dormir.

FUENTE: elnuevodiario.com

Tras el divorcio llegan las nuevas parejas de mamá y papá. ¿Cómo actuar? entrevista en finanzas.com

La llegada de una nueva pareja tras el divorcio puede hacer tambalear la estabilidad y la seguridad que necesita un niño para crecer feliz. ¿Sabes cómo decirle a tu hijo que te has vuelto a enamorar? Te damos las claves.

Hijos tras el divorcioDe los seis millones largos de familias con hijos que hay en España, alrededor de medio millón son familias ‘reconstituidas’. Así es como se denominan esos hogares que nacen tras las nuevas uniones de padres o madres viudos o divorciados. Y todos, probablemente, se iniciaron con esta pregunta: ¿Cómo les digo a los niños que tengo una nueva pareja?

En los foros de Internet, padres y madres en esta situación comparten dudas y piden consejo para afrontar este momento: «Mi hija no acepta a mi nueva pareja. No quiere que venga a casa y mucho menos que se quede», cuenta una de ellas. Celos, rechazo, inseguridad o culpa son algunos de los sentimientos que experimentan los hijos cuando su padre o su madre viven una nueva oportunidad en el amor.

Las claves para que esta etapa se desarrolle de manera feliz para todos son tiempo, paciencia y comprensión. Con la ayuda de Silvia Álava, psicóloga del centro de psicología Álava Reyes y autora del libro ‘Queremos hijos felices. Lo que nunca nos enseñaron’ (JdeJ Editores), te damos cinco pautas para afrontarla:

1.- Tiempo y estabilidad

Leer más