Rebeldía en la adolescencia (y VI): pautas a seguir en nuestra relación con adolescentes

AdolescentesEn definitiva, y como resumen de esta larga serie de posts dedicados a la adolescencia os adjunto una serie de pautas a seguir:

  • Potenciaremos sus habilidades y mitigaremos sus defectos.
  • No  nos centremos sólo en los éxitos y fracasos escolares, pues estos son una parte importante de sus vidas, pero no la única.
  • Padre y madre, actuemos en la misma línea,  sin cotradecirnos el uno al otro , y mucho menos delante del adolescente.
  • No cedamos para evitar males mayores,  pensando que esto pasará con el tiempo, porque así lo único que conseguimos es que el adolescente cada vez tenga menos autocontrol.
  • De vez en cuando habrá que decir NO, incluso sabiendo que intentarán saltárselo.

Los chicos/as pueden sentir miedo por tenerlo todo demasiado fácil. Hay que dejarles que desarrollen sus propias estrategias, para que aprendan a resolver  sus problemas y conflictos. Pero debemos estar ahí, aunque lo haremos en un segundo plano. Les ayudaremos a valorar su forma de relacionarse con  el mundo,  les reforzaremos en todo momento  para que  sean  tolerantes, para que aprendan a escuchar, a compartir, a aprender, a observar, a desarrollar el sentido común y el sentido del humor.

En la consulta muchos adolescentes nos han confesado  que : “es un fastidio que los padres intenten resolverte todo,  porque no nos dejan desarrollarnos”

Recordemos:

 Es necesario que les ayudemos, pero no caigamos en el error de la sobreprotección,  porque entonces no desarrollarán recursos y habilidades para vivir. 

5 pautas que debemos dar a los niños por si se pierden: colaboración con Guía Infantil

Consejos por si los niños se pierdenOs adjunto la última colaboración realizada con Guía Infantil Las playas abarrotadas de gente, los parques temáticos, los centros comerciales… Ver a tantas personas a su alrededor hace que padres e hijos tengan miedo de perderse.

¿Cómo debemos educar a nuestro hijo para que sea capaz de disfrutar de esas actividades en lugares aglomerados? ¿Qué medidas debemos tomar para que sepa actuar en caso de perderse? Pautas y consejos para transmitir al niño y que sepa actuar en caso de perderse.

¿Cómo evitar que los niños se pierdan en sitios muy concurridos?

Cuando las familias acuden a sitios muy concurridos, es bueno estar alerta para evitar que los niños se pierdan. Pero cuidado, hay que estar pendientes de los niños para que no se pierdan, pero a su vez, nunca debemos de trasmitirles sensación de angustia o inseguridad, pues recordemos que los niños aprenden por modelado, y con eso aprenderán a sentir esa angustia en estos espacios. Debemos de trasmitir firmeza y seguridad, nunca miedo ni angustia.

Es bueno que los niños sepan que en los lugares con mucha gente, hay que ir de la mano para que no se pierdan, y evitar el peligro que tiene el salir corriendo y no ver un coche, u otros peligros. En playas, parques… los niños pueden jugar cerca de sus papás pero siempre marcándoles el sitio por donde se pueden mover, que será el que los padres pueden dominar, y desde donde siempre puedan mantener el contacto visual.

Las pautas que tenemos que dar a los niños es si se pierden, dependerán de la edad del niño, pero en resumen podrían ser:

  1. Pregunta siempre a la gente que veas con uniforme (policías, guardias de seguridad, vigilantes de la playa, dependientes en los centros comerciales  o responsables de los parques…), ellos se encargarán de buscar a papá y a mamá.
  2. Cuando los niños son más mayores es bueno que se sepan el número de teléfono de papá o de mamá, pero hasta que puedan retener los dígitos, es importante que digan si se pierden siempre digan el nombre con su apellido. (Es importante que los niños se sepan su apellido, pues siempre será más fácil localizar al padre si se pierde).
  3. Si no nos ves, es mejor que te quedes quieto y no salgas corriendo (es más fácil que nosotros encontremos al niño que éste a nosotros, y sobre todo, cuanto menos se mueva mejor)
  4. Si la playa o el parque en el que estamos ofrece la posibilidad de poner pulseras identificadoras con el móvil de los padres a los niños, hagamos uso de ellas. Aunque el objetivo es no tener que utilizarlas, ayudará a que estemos más tranquilos.
  5. Mantener la calma, recordemos que el niño aprende por modelado, y tiene que ver que es importante mantenerse cerca de los padres, pero no es necesario que le trasmitamos nuestra angustia.

Rebeldía en la adolescencia (V): ¿Cómo ver y potenciar su verdadera personalidad? ¿Cómo hablarles para que hagan caso?

Adolescente¿Hay alguna edad a la que ese está más preparado para desarrollar una opinión propia?¿es posible aprender en la adolescencia?

En  el desarrollo  intelectual del adolescente  destaca la potenciación del sentido crítico,  pero debemos entender que les falta experiencia vital,  y este hecho les lleva a defender posturas muy rígidas y extremas,  incluso a  que desarrollen un sentido idílico de la justicia.

Al adolescente le es más difícil empatizar, sobre todo con el adulto. Le cuesta mucho ver que hay otras posturas  y formas de pensar diferentes, pero por supuesto que es posible aprender durante este periodo, aunque muchas veces será duro para ellos, pues gran parte de sus aprendizajes los realizarán a través de las crisis que experimentan.

Sin duda adolescencia y crisis van unidos, pero afortunadamente ellos tienen fuerza y coraje para salir de las crisis y aprender de ellas.

¿Cómo ver y potenciar su verdadera personalidad? ¿Cómo hablarles para que hagan caso?

No nos podemos olvidar que los adolescentes necesitan asumir unos límites y unas normas, necesitan saber hasta donde pueden llegar, pero por encima de todo necesitan sentirse ESCUCHADOS por los adultos.   Ellos tratarán de cuestionar  lo que les decimos  pero no nos agobiaremos por ello,  pues es la forma que tienen de crecer, de coger seguridad y equilibrio emocional. Los adultos tenemos que escucharles una y otra vez, especialmente cuando estén con una actitud razonable; por el contrario, si ellos no escuchan, callaremos;  será el momento de no soltar sermones, pues se vuelven en nuestra contra. Un hecho que siempre será clave es que,  además de mostrarnos cercanos y afectivos, también nos mostraremos seguros y coherentes. Seguros en nuestra actitud y coherentes entre nuestras palabras y nuestros hechos. Nuestra inseguridad, nuestras vacilaciones, nuestras dudas les intranquilizan y agobian.

“Todo el mundo es un genio”

“Todo el mundo es un genio. Pero si juzgas a un pez por su habilidad para trepar árboles, vivirá toda su vida pensando que es un inútil”.

Confiemos en nosotros mismo y en nuestras posibilidades y busquemos nuestras habilidades, todos las tenemos!!

Feliz fin de semana!

Todo el mundo es un genio

Actualizo esta entrada con el comentario de “Cerque” que nos informa que la autoría de esta frase que circula por internet no de es Albert Einstein.

Angel Peralbo en el programa Dossier 30M titulado “Los hijos de la noche”

El reportaje hace referencia a cómo han cambiado los hábitos de ocio nocturno de los jóvenes en las últimas décadas: tipología de eventos, horarios prolongados… ¿En qué consiste? ¿Qué peligros existen? o ¿Qué buscan los jóvenes dentro del grupo? son algunas de las respuestas que se buscan en el vídeo:

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=DZPtb9EydCM&w=640&h=360]

Rebeldía en la adolescencia (IV) ¿Hasta que punto la sociedad potencia la sensación de “autenticidad” de los adolescentes?

Adolescentes2En la sociedad de consumo en la que estamos inmersos, los adolescentes son tratados como un público fácil, “los teens”, que ya toman sus propias decisiones respecto a que ropa comprar, música, juegos, tipo de ocio elegido…;  por eso, desde los diferentes medios  son bombardeados con multitud de mensajes consumistas,  que les crean incluso necesidades de diferenciación, mensajes más abrumadores que los que tuvieron  generaciones anteriores.

Los adolescentes todo lo viven con una intensidad extrema y confunden necesidad con deseo. De esta forma, creen que necesitan casi todo lo que sale al mercado, y más que pedirlo lo exigen de forma impositiva.

La sociedad del marketing se aprovecha de esa vulnerabilidad que tienen los adolescentes, para inducirles a un consumo voraz, con la excusa de potenciar su autenticidad.

 

 Dan una imagen de ser autosuficientes pero no lo son. Entonces ¿por qué tienen esa actitud ante la vida?

Durante la adolescencia su mundo se amplia, la familia pierde protagonismo a favor del grupo de amigos. Necesitan marcar una diferencia con la etapa anterior en la que se los protegía y cuidaba, ahora “ya son mayores” , y por tanto tienen que demostrar que no nos necesitan y que son autosuficientes, que no quieren que estemos encima, porque no les hace falta. Todo lo que antes  admiraban de sus padres,  pasa a ser cuestionable y criticado. No obstante, debemos darles nuestro cariño y comprensión, es conveniente que nos armemos de paciencia, que nos  pongamos en su lugar y que veamos que,   a pesar se su aparente rechazo, todavía nos necesitan.

Recordemos que ellos intentan encontrar un sitio en este mundo, y como en realidad aún son muy inmaduros,  y les faltan muchos recursos,  intentan encubrir sus inseguridades con actitudes vehementes, cuando no hostiles.

Rebeldía en la adolescencia (III): ¿Hasta que punto es influenciable un adolescente hoy? ¿Cada vez son más o menos influenciables?

AdolescentesNo podemos olvidarnos que su identidad está en crisis,  que  en muchas ocasiones las decisiones y preferencias personales son sacrificadas en función de lo que el grupo tolere y del medio en el que se desarrolle. Por ello,  si todo el grupo fuma o lleva un determinado tipo de ropa, ellos también lo harán,  para no quedar apartados del mismo.  No obstante, los adolescentes actuales están más condicionados por ese bombardeo externo tan atroz al que están sometidos de forma constante e invasiva, por  ese acoso mediático que los avasalla,  que les crea múltiples necesidades,  que ellos quieren conseguir a toda costa,  para no sentirse excluidos del grupo, como  puede ser un móvil, una determinada consola, prenda de vestir… Hoy el consumismo  y la influencia de los medios de comunicación se ha potenciado al máximo, por lo que  los adolescentes actuales en gran medida son más influenciables.

¿Qué modelos siguen los adolescentes y porqué?

En la etapa infantil  los niños aprenden por modelado. Los padres son sus modelos a imitar,  por eso es tan importante mostrarse seguros, con confianza sobre lo que estamos haciendo o diciendo; de esta forma  les trasmitiremos seguridad y credibilidad.

Por el contrario, al llegar a la adolescencia, como consecuencia de la potenciación de su sentido crítico,  los adolescentes empiezan a cuestionar el modelo paterno, aunque  siguen necesitando un modelo de autoridad que les guíe, pero en esta etapa “los iguales”, es decir los otros adolescentes, sus amigos, adquieren un gran protagonismo e influencia de tal forma que buscarán este modelo   fuera de su familia, y se identificarán con algún líder, seguramente poco positivo, que se convertirá en su guía. Por eso es tan importante que los padres sepan adaptarse a las nuevas necesidades que tienen sus hijos y aprendan a ofrecerle el modelo que siguen necesitando.

Aparentemente los adolescentes rechazan estos modelos familiares, pero en realidad,  si sabemos tener la paciencia y la sensibilidad que necesitan,  terminaremos ejerciendo una influencia mucho más allá de lo que ellos parecen aceptar.

Precisamente muchos jóvenes que han tenido una adolescencia especialmente conflictiva, echan en cara a sus padres “el abandono” que sufren en esta etapa con frases de reproche como: “Me dejasteis por imposible y  no cumplisteis vuestra auténtica función de padres”; “teníais que haber insistido una y otra vez, porque en realidad aunque no lo pareciera si que os seguía escuchando”; “os necesitaba mucho más de lo que vosotros os creíais”; “hubiera necesitado más hechos y menos palabras”…

El éxito no es la base de la felicidad, LA FELICIDAD es la base del éxito

Feliz fin de semana!!

El éxito no es la base de la felicidad

 

Foto de la página web de Josef Ajram

Rebeldía en la adolescencia (II): Se sienten “auténticos” para elegir ropa, música, amistades, formas de expresarse… pero ¿son auténticos para pensar?

adolescentesLo intentan al máximo, pero están muy influenciados por el factor grupal. Cuando están solos son capaces de hacer un ejercicio de introspección y generar sus propios pensamientos e  ideas, y estas pueden diferir de las del grupo pero, salvo que se sientan muy seguros y tengan un cierto rol de liderazgo,  raramente  las manifestarán al resto de los miembros,  ante el temor de sentirse excluidos.

 

¿Hasta que punto es influenciable un adolescente hoy? ¿Cada vez son más o menos influenciables?

No podemos olvidarnos que su identidad está en crisis,  que  en muchas ocasiones las decisiones y preferencias personales son sacrificadas en función de lo que el grupo tolere y del medio en el que se desarrolle. Por ello,  si todo el grupo fuma o lleva un determinado tipo de ropa, ellos también lo harán,  para no quedar apartados del mismo.  No obstante, los adolescentes actuales están más condicionados por ese bombardeo externo tan atroz al que están sometidos de forma constante e invasiva, por  ese acoso mediático que los avasalla,  que les crea múltiples necesidades,  que ellos quieren conseguir a toda costa,  para no sentirse excluidos del grupo, como  puede ser un móvil, una determinada consola, prenda de vestir… Hoy el consumismo  y la influencia de los medios de comunicación se ha potenciado al máximo, por lo que  los adolescentes actuales en gran medida son más influenciables.

Rebeldía en la adolescencia: ¿La adolescencia siempre ha sido históricamente una edad difícil o es algo relativamente nuevo?

Rebeldía en la adolescenciaLa pubertad, entendida como los cambios biológicos producidos en el cuerpo, siempre ha sido una etapa difícil, pues el adolescente, además de entender lo que le está pasando a su organismo, tiene que  llegar a  saber controlar ese desarrollo tan fuerte, esos cambios físicos que se producen de forma tan notoria y esas hormonas que parecen circular alocadamente. En cambio,  la adolescencia entendida como el periodo de tiempo  en el que los niños maduran hasta llegar a la edad adulta,  no siempre ha existido;  de hecho, en muchas culturas indígenas  no existe, y los niños pueden pasar a ser adultos en una noche,  tras una ceremonia de preparación.

Actualmente los adolescentes de hoy, por las circunstancias que les rodean,   lo tienen más difícil que los de generaciones anteriores. (Padres que pasan muchas horas fuera de casa, ausencia de normas y límites, una sociedad de consumo que “se ceba” con ellos bombardeándoles con miles de mensajes para que compren y compren…)