Estudio sobre las principales causas de consulta infantil en el Centro de Psicología Álava Reyes

Niños en consultaIr al psicólogo ha cambiado mucho en los últimos tiempos, ahora no se acude solo cuando hay una patología grave o un problema de salud mental. Cada vez más gente viene para solventar una crisis de ansiedad o problemas en el trabajo.

En el Centro de Psicología Álava Reyes, realizamos un estudio sobre cuál era la demanda principal por la que las familias acudían al centro en el área infanto-juvenil. Los resultados del análisis que hemos hecho en el centro del área infanto-juvenil es que el principal motivo de demanda era:

  • Por problemas de conducta,
  • Porque les faltan habilidades sociales, se ponen nerviosos y somatizan o
  • Porque tienen dificultades escolares.

No todos los casos son calificados como patológicos, en la mayoría solo que necesita un poco de ayuda. En los próximos días iremos entrando un poco más en detalle en cada uno de los caos mencionados.

 

Tras la resaca del Día del Libro: Me gusta leer…

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=oX1LM9HIk_s]

Juegos electrónicos infantiles, colaboración con la revista SOS Mamá

Juegos electrónicos para niñosEs muy importante que un niño interactúe con otros niños, que corra, que salte, que negocie a qué jugar, que aprenda a ganar y a perder con otros niños… aunque tampoco debe quedarse atrás en la evolución tecnológica de la sociedad…

Pinchar en el siguiente link para acceder al artículo: Juegos Electrónicos para niños

“10 ejercicios para que los niños superen la tartamudez” colaboración de Silvia Álava para guiainfantil.com

10 ejercicios para superar la tartamudezSi sospechamos que nuestro hijo tiene un trastorno del habla, lo primero que tenemos que hacer es pararnos a observar. ¿Cuándo tartamudea el niño? ¿en que situaciones?¿quienes están? ¿es una conducta que se repite de forma continua, o que solo aparece en momentos aislados?

Es necesario saber cuando, dónde, cómo y con quién ocurre, para poder establecer el porqué, la causa de dicha tartamudez. En muchas ocasiones hay una predisposición genética a la tartamudez, por lo que conviene averiguar si alguno de los padres tuvo ese problema en la niñez.

Actividades y juegos para ayudar a los niños tartamudos

Otro punto fundamental a tener en cuenta es la edad del niño, pues existe una tartamudez evolutiva que parece en trono a los 3 o 4 años de edad en la que el niño tiende a repetir las palabras, o en ocasiones “se atasca” y no sabe continuar. Si en cambio nuestro hijo tiene más de 5 años y continúa o se ha acentuado la tartamudez, conviene pedir ayuda y valorar el problema, para poder iniciar una intervención.

Una vez que hemos observado el problema, es importante que los padres:

1. No terminen las frases del niño. Tiene que aprender a hablar por si mismo para que vea que puede enfrentarse al problema y salir victorioso del mismo.

2. No meterse con él, enfadarse o menospreciarle cuando ocurra este problema.

3. No interrumpirle, dejarle que acabe las frases. Se le puede animar a que termine, con palabras de aliento, o una sonrisa.

4. Grabarle cuando hable despacio y cuando habla deprisa, para que él se oiga y empiece a ver las diferencias.

5. Cantar con él y de nuevo grabarle para que se escuche y que vea que cuando canta no tartamudea. Explicarle que esto sucede porque cantando “gestiona” mejor la cantidad de aire a expulsar.

6. Trabajar con el niño la respiración diafragmática (que aprenda a hacer una respiración profunda en la que el aire llegue al diafragma o a la tripa).

7. Hacer ejercicios de soplo, como hinchar globos, soplar velas, soplar con pajitas… de esta forma conseguiremos fortalecer los órganos fonadores.

8. Alargar las vocales al hablar. Esto sobre todo lo podemos hacer mientas el niño lee.

9. Trabajar el turno de palabras, como por ejemplo, los padres empiezan una frase, paran y le piden al niño que él la termine.

10. Controlar las conductas de ansiedad del niño. Trabajar con él el miedo a tartamudear.

“It’s a beautiful day” de Michael Bublé, la música nos ayuda a ser más positivos

Parece que ya tenemos aquí el buen tiempo, es el momento de ser más positivos, de renovar nuestras fuerzas, de plantearnos nuevos proyectos!!

Os dejo el vídeo de la canción “It’s a beautiful day” de Michael Bublé para empezar el lunes con fuerzas renovadas!!

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=RglMIKG0GFw]

Niños en el diván, colaboración con la revista YoDona

Os adjunto la colaboración publicada el pasado sábado en la revista YoDona en la que diferentes profesionales hablamos sobre el aumento y las causas de las consultas relacionadas con niños en los gabinetes de psicología (Creo que pinchando en ella podréis leer el artículo):

Niños en el diván

Concentración y descanso, colaboración con la Revista SOS Mamá

Concentración y Descanso Silvia Álava SOS MamáOs adjunto el artículo de la colaboración realizada con SOS Mamá para sus sección SOS Profeción, en el que tratamos el tema de la concentración:

Estar más horas trabajando no significa producir más y mejor, la productividad se mide por el número de objetivos conseguidos, no por el tiempo empleado

Pincha aquí para acceder al artículo: Concentracion y descanso-Silvia

Cuándo llevar a nuestro hijo al psicólogo

chistes de psicologosOs adjunto la última colaboración realizada con guiainfantil.com: ¿Cuándo llevar a nuestro hijo al psicólogo?:

Ir al psicólogo ha cambiado mucho en los últimos tiempos, ahora no se acude solo cuando hay una patología grave o un problema de salud mental. Cada vez más gente viene a consulta para solventar una crisis de ansiedad o problemas en el trabajo.

En el área infanto-juvenil, los motivos más comunes por los que los padres nos traen a sus hijos a consulta es por problemas de conducta, porque les faltan habilidades sociales, se ponen nerviosos y somatizan o porque tienen dificultades escolares. No todos los casos son calificados como patológicos, muchas veces solo necesitan una orientación.

Ir al psicólogo con el niño

Ir al psicólogo no implica que tenga que haber un problema de salud mental. Nos preparamos mucho a nivel académico para realizar un determinado trabajo, y para una de las facetas más importantes de nuestra vida “ser padres”, apenas recibimos formación. Muchas veces los psicólogos hacemos de coach familiar, y asesoramos a los padres como enfocar y como resolver los problemas de sus hijos a todos los niveles, tanto cuando hay un diagnóstico clínico, como a la hora de tomar decisiones respecto a la educación de los niños, o sobre momentos estresantes en la vida cotidiana.

Muchas veces lo que nos dicen los padres después de haber recibido nuestra ayuda, es que con un asesoramiento claro y concreto han ganado calidad en el día a día y que consiguen que sus hijos realicen sus tareas cotidianas con mucho menos esfuerzo que antes, y sobre todo sin el desgaste emocional al que estaban sometidos.

Si vemos que nuestro niño lo pasa mal, que sufre, que no es feliz y no disfruta, o que el desgaste emocional en casa es muy elevado y que conseguir que el niño obedezca, estudie… es un triunfo, pidamos ayuda profesional. Seguro que se puede mejorar y es más fácil de lo que nos imaginamos.

Cuando los niños tiene problemas en el aprendizaje; no les va bien en el colegio, observamos que les cuesta aprender, que no se centran en clase ni a la hora de hacer los deberes… No hay que esperar a que el fracaso escolar se haya producido y el niño esté suspendiendo o que vaya a repetir curso. Lo ideal es pedir ayuda pronto, para poder evaluar al niño en cuanto comience a tener las primeras dificultades. Cuanto más pequeños son los niños, hay una mayor plasticidad cerebral, y será más fácil comenzar una reeducación de los aprendizajes.