Vuelta a la rutina: estar bien con uno mismo

¿Cuál es la mejor actitud mental para llevar adelante los propósitos personales y no sentirse culpable por dedicarse tiempo a una mismo/a?

Lo primero de todo es apartar esos sentimientos de culpa, por dejar de estar con la familia para dedicarse un rato a uno misma.  Un sentimiento de culpa exacerbado genera malestar y nos quita fuerza para reaccionar en las distintas situaciones de nuestra vida. Cada persona vivirá las señales de ese exceso de culpa de forma diferente, no obstante las más comunes pueden ir desde la repetición de forma obsesiva de la idea de culpabilidad “debería estar en casa con los niños”, a connotaciones fisiológicas, como un nudo en el estómago, opresión en el pecho, ganas de llorar…

Hay que tener muy claro que para poder estar bien con los demás, con la familia, con los hijos, con la pareja, e incluso en el trabajo y con los amigos, lo primero de todo es estar bien con uno mismo. Si no te sientes bien contigo misma es muy difícil estar bien con los demás. Dedicarse un tiempo a una misma, será sin lugar a dudas una gran inversión, tanto en primera persona, como para toda la familia, pues cuando mejor y más satisfecha se sienta la madre, más fuerzas tendrá para estar con sus hijos, y mejor atendidos estarán

Colaboración en la revista YoDona

Mañana sábado saldrá publicada una nueva colaboración con la revista YoDona, en este caso en un artículo sobre educación. Espero que os guste!

¿Cómo conseguir objetivos de forma realista?

¿Cómo se pueden hacer estos cambios en nuestras rutinas de una forma realista?

Sabemos que cuanto más realista y específico sea el objetivo será más fácil de conseguir; si decido adelgazar, es más fácil conseguirlo estableciendo el número de kilos a perder, los días de la semana que haré deporte para quemar calorías y de qué alimentos voy a prescindir. Cuando no se deja especificado cómo conseguir el objetivo, solo se mantiene como un plan en el aire, y no se hace nada por conseguirlo, en estos casos será muy fácil llegar a la frustración, porque se puede llegar a pensar que no se va a lograr, cuando realmente ¡no se ha intentando!

Algo que puede ser de gran utilidad es concretar ¿cómo lo vamos a cumplir?, ¿cuáles son las acciones concretas que vamos a llevar a cabo?; por ejemplo si mi objetivo este año es hacer deporte, voy a buscar el deporte concreto que quiero practicar y le voy a poner fecha y hora, por ejemplo clases de paddel el viernes de seis a siete, que coincide con a una actividad del niño, o aeróbic el jueves de ocho a nueve, que a esa hora ya tengo posibilidad de que haya alguien en casa para que se quede con los hijos.

En definitiva, los objetivos habrá que especificarlos en metas. Una vez tengamos las metas, se ponen los pasos necesarios para alcanzarlas y se detallan las actividades que haremos para conseguirlas, poniéndolas fecha y hora, para que no haya excusas para no hacerlas. Debemos darles la prioridad que se merecen, no buscar excusas para no llevarlas a cabo. Recuerda este proverbio árabe siempre que te entren dudas:

 “Quien quiere hacer algo, encuentra un medio, quien no quiere hacer nada encuentra una excusa

IX Congreso Internacional de la Asociación Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS) en Valencia

Desde hoy y hasta el sábado asistiré al IX Congreso Internacional de la Asociación Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (S.E.A.S.) en Valencia, os adjunto el enlace al programa ( pinchando en la foto), que es muy interesante. Como en otras ocasiones dedicaré algunos post en los próximos días a las sesiones que más me hayan gustado:

“Horror: vuelta a la rutina” revista Ser Padres

Este mes he tenido el placer de colaborar en la revista Ser Padres en un artículo realizado por Carla Nieto titulado: Nuevo Curso: Buenos Propósitos. A propósito de la vuelta la cole, vamos a hablar de la vuelta a la rutina durante los próximos posts.

¿Por qué el inicio de un nuevo curso es un buen momento para que las madres introduzcan cambios en sus rutinas que les permitan tener tiempo para ellas mismas?

En el inicio de curso es el momento en el que tanto a nivel social como individual nos es más fácil poner el contador a cero. Aunque no se trata del comienzo ni del final del año, a nivel psicológico tenemos muy arraigado el cambio de curso escolar y en ese momento  hacemos balance del año anterior, y decidimos como mejorarlo. Nos damos la oportunidad de mejorar y conseguir en este nuevo periodo, los propósitos no alcanzados en el anterior.

En concreto, las madres en general, tienen una oportunidad excelente para dejarse tiempo para sí mismas, para el autocuidado personal, donde solemos tener una de las grandes asignaturas pendientes cada año.

¿Quieres dormir un rato más teniendo niños? colaboración en la revista SOS Mamá

Los padres pueden enseñar a sus hijos a respetar el descanso de los demás, os adjunto la colaboración realizada con la revista panameña SOS Mamá con todos los consejos:

¿Quieres dormir un rato más?-Silvia Álava