Los beneficios del sueño

Ya descansarás cuando estés muerto“, con este “claim” tan llamativo lanzaba su publicidad hace unos años una famosa marca de ron, pero el sueño y el descanso es uno de los factores que más influyen en nuestras actividades diarias y en nuestra calidad de vida en general, no solo desde el punto de vista psicológico, sino tambien fisiológico. Dentro de las funciones del sueño, están:

  • Fijar los conocimientos. En los niños esto es especialmente importante, pues en la etapa escolar, todo lo aprendido y estudiado; se asienta durante el sueño. Es por eso que, muchas veces si un niño tiene dificultades con el sueño pueden surgir problemas de rendimiento escolar.
  • Con los adultos, aunque ya no “se estudie a diario”, todos los días hay nuevas vivencias y nuevos aprendizajes, que también han de fijarse durante el sueño. Es habitual que baje el rendimiento en las épocas de insomnio o en cuando se duerme peor.
  • Reducir los niveles de ansiedad. Cuando no dormimos bien nos levantamos mucho más irritables, tanto los niños como los adultos, estamos de peor humor, nos enfadamos con más facilidad… la falta de sueño dispara los niveles de estrés. En el niño, esto hace que bajen sus defensas, estén más inquietos, lloran con más facilidad,  los adultos tienen que estar más pendientes de ellos y esto puede hacer que el niño se vuelva más tímido e inseguro. En los adultos, dormir correctamente, será fundamental para la gestión del estrés. Uno de los principales síntomas de la falta de sueño, es sin lugar a dudas la irritabilidad.
  • La hormona del crecimiento (GH) se segrega sobre todo durante las primeras horas después de haberse iniciado el sueño. En los niños con problemas de sueño la secreción de la “somatotropa” se puede ver alterada y su crecimiento puede verse perjudicado.

 

“Atrévete a ser tierno” referencias en prensa

Hoy adjunto un resumen de las referecias al proyecto que han salido en prensa, además de las que ya hemos visto estos días tenemos:

Los cursos de cocina y el “recovering”

El fin de semana pasado estuve haciendo un curso de cocina, concretamente un monográfico de tapas y pinchos en Mis comidas y otras cosas. Hicimos cosas tan ricas como las que aparecen en esta foto, pero lo más importante, pasamos un rato muy divertido nos reímos un montón, y nos sirvió como una balón de oxigeno para poder seguir con el funcionamiento diario.

Tanto en la consulta como en el blog hemos hablado mucho de la importancia que tiene hacer actividades que nos gusten, que nos llenen, y que nos motiven, y si además de pasar un buen rato, nos ayuda a relacionarnos con más gente ¡mejor!

Está muy estudiado, cómo los procesos de recovering ayudan a disminuir los niveles de estrés y de ansiedad, y por eso os invito a realizar actividades como la que os comento, a dar un paseo en bicicleta, ir al gimnasio, quedar a tomar algo con los amigos, ir al cine… cualquier actividad que nos sea agradable nos ayudará a sentirnos mejor. ¡deja hueco en tu agenda para ella!

 

Entrevista en Radio Murcia

Ayer domingo tuve la ocasión de comentar los beneficios de la ternura en Radio Murcia: su importancia, España comparada con otros países de Europa, diferencias entre hombre y mujeres… realmente interesante!

“Atrévete a ser tierno”

En esta ocasión sale un corte diferente de la entrevista en la que explico la importancia de hacer saber a los que nos rodean que les queremos y que nos importan:

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=VjmCY1hsbAY]

“Atrévete a ser tierno” en Noticias Cuatro

Os adjunto el enlace a la noticia que salió ayer en Noticias Cuatro sobre la promo “Atrevete a ser tierno” de chocolates Milka:

“Atrévete a ser tierno” con Milka

Hoy, miércoles 9 de marzo, se va llevar a cabo la acción “Atrévete a ser tierno” en la Plaza de Callao (Madrid) entre las 11:00 y las 19:30, en la que he tenido el placer de participar como colaboradora.

Para conseguir el reto, se ha instalado en la plaza de Callao un centro de operaciones donde los participantes tendrán que demostrar que son tiernos, ¿cómo? realizando un gesto de ternura. Y ¡atención!, porque solo los gestos de ternura que sean válidos serán registrados en el marcador.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=YVMmx2wPobY]

“No debemos dejar que una vida cargada de actividades con múltiples factores estresantes, hagan que no nos paremos a decir las cosas con una sonrisa, hacer un gesto de agradecimiento, abrazar a un amigo… en definitiva, hacer saber a los que nos rodean, que les queremos y que nos importan”.

¿Qué tipo de disfraces son los mejores para los niños?

En general es bueno que los niños elijan disfraces de cosas que conozcan, como por ejemplo de animales, o de profesiones que rápidamente sepan asociar (médico, policía, bombero, enfermero, veterinario, profesor…), de mamá o papá, o incluso de mago, bruja… que les facilitará el sentirse identificado con el disfraz y el juego simbólico a realizar. Por ejemplo no tiene mucho sentido que un niño pequeño se disfrace de los “ochenta” o de los “setenta”, que es algo que además de no conocer, su propio desarrollo cognitivo le impide entenderlo.

Otro aspecto a tener en cuenta con el disfraz, es que sea cómodo, y que permita el libre movimiento del niño, (por ir disfrazado no dejará de correr, saltar o brincar), y si él solo se lo puede quitar y poner a su antojo, mejor. De esta forma él decide cuándo comienza y termina el juego y favorecemos su autonomía, (aprender a vestirse y desvestirse). No olvidemos la temperatura, y si hace frio, que el disfraz les quede holgado para poder llevar ropa de abrigo debajo. No elijamos disfraces que les agobien, y si son muy pequeños, mejor llevar la cara al descubierto, las máscaras y caretas les pueden asustar.

 

Ideas para disfrazar a los niños

Si tenemos la posibilidad de realizar el disfraz en casa y que el niño se involucre en el proceso, mejor, de esta forma iniciamos el juego desde el momento de la preparación del mismo. A los niños no les hace falta un disfraz muy elaborado, muchas veces con un bolso viejo, un monedero y un collar de mamá, ya juegan a disfrazarse de “mamá”, o con una camisa y una corbata, son “papá” y juegan a que son mayores y van de compras, cuidan de sus muñecos como si fueran sus hijos… con una bata y una tiza son “profesores” y pueden jugar a enseñar a sus muñecos o a otros amigos…

Podemos tener en casa una caja de disfraces, con elementos básicos (sombreros, collares, tacones, capas, varitas mágicas, bolsos, pañuelos, corbatas…) que el niño utilice para disfrazarse a lo que él quiere y de esta forma desarrolle y dé vía libre a su imaginación. Un niño puede adoptar en su juego el disfraz de mamá, o una niña el disfraz de pirata, dejemos que sean ellos los que lo elijan, y no les creemos prejuicios diciéndoles si es un disfraz de niño o de niña.

Tomemos como premisa que si un niño no quiere disfrazarse de algo, no le obliguemos. Se tiene que sentir cómodo y seguro con el disfraz, nunca obligado o ridículo.

 

Beneficios de jugar a disfrazarse en los niños

Con los disfraces contribuimos al desarrollo de los niños, fomentamos su creatividad, su imaginación… y la empatía, es más fácil entender y comprender los sentimientos de los demás, cuando somos capaces de ponernos en la situación del otro, y a esto nos ayudan los disfraces. El niño disfruta creando situaciones y personajes para jugar.

El disfraz también puede ayudarnos a descubrir cómo percibe el niño a los adultos que conviven con él. Observemos cuando el niño se disfraza de “papá” o “mamá”, como tiende a reproducir los comportamientos observados en sus progenitores sobre sus muñecos o sus amigos. Si los analizamos, nos puede ayudar a saber cómo percibe el niño a sus padres, y como tiene de integradas determinadas conductas.

Los niños tienen que aprender a distinguir la realidad, de su imaginación, es por eso que mientras están disfrazados, jugando, les seguiremos el juego, alabando por ejemplo, lo bien que vuelan; pero cuando se ha acabado el tiempo de jugar y ya se han quitado el disfraz, si nos dicen que tienen una capa mágica y que va volando por la cocina, hay que decirles que no, que es un disfraz y que ahora ya no toca volar por la cocina, si no terminar de cenar para irse a la cama.