10 lecciones que aprendes de tú hijo (IV)

La curiosidad y la espotaneidad son dos de las características que no le faltan a ningún niño: ¿hasta dónde podemos alentarla y cuando ponerle coto?

Tenemos que establecer el punto donde termina la espontaneidad y empieza la rabieta y la mala educación. Pero en general, no coartemos la espontaneidad del niño, que le ayudará a relacionarse mejor tanto con iguales como con adultos, ni la curiosidad, que bien dirigida puede sernos muy útil para motivar el aprendizaje.

Su desbordante imaginación siempre nos sorprende: ¿La imaginación y la creatividad es siempre positiva, puede llegar a ser excesiva o preocupante?

Dependerá de la edad del niño. En principio, no tiene por qué llegar a ser excesiva o preocupante, a no ser en niños más mayores, que veamos que están utilizando su imaginación como refugio de la realidad

Primer aniversario!

Hoy estamos de celebración, hay que celebrar las grandes cosas y las pequeñas cosas, y hoy  nuestro blog cumple un año, un año lleno de ilusión, donde hemos visto como hemos ido superando fronteras, primero la de nuestro gabinete, luego la de nuestro país y finalmente la de nuestro continente, gracias a todos! Y enhorabuena a todos!, porque juntos hemos cumplido el propósito inicial de ser punto de encuentro y de ayuda.

Esta celebración es vuestra celebración y no hace sino animarnos para seguir esforzándonos en buscar nuevos contenidos y acometer nuevos proyectos que iremos descubriendo poco a poco a lo largo del próximo año, y que nos ayudarán a todos a hacer nuestras vidas más felices, porque recordad, “La Psicología es para todos días”.

Gracias a todos!

10 lecciones que aprendes de tú hijo (III)

¿Hay que hacerles ver y expresarles que nos están enseñando algo? ¿Cómo?

 Claro que sí, eso ayudará a que el niño se sienta más seguro, por eso cada vez que nos enseñen algo (aunque sea algo que el adulto ya conocía previamente), reforcémosle, para que se sienta bien, se sienta a gusto, y siga enseñándonos cosas que para el niño son importantes.

Esto no implica, que si yo te enseño algo y tú a mí también…  fomentemos una relación de igualdad padres-hijos. Los padres tienen una función por encima de los iguales, y de los amigos, que es la DE SER PADRES, y eso implica educar, y cuando el niño no se porta bien, hay que decírselo, a ser posible utilizando la comunicación no verbal, que en esos casos va a ser mucho más efectivo. Pero a parte de esto hay que decirles cuando se portan bien, cuando hacen bien las cosas. Aprendamos a reforzarles y a que se sientan seguros y felices.

10 lecciones que aprendes de tú hijo (II)

¿Cómo hacemos para fomentar, encauzar o pulir esas características?

 Explicándoles a los hijos qué es lo que se espera de ellos. En ocasiones los niños están perdidos y no saben muy bien qué es lo que tienen que hacer. Por eso es bueno que les digamos de forma concreta lo que esperamos que hagan. No vale con “pórtate bien”, sino “obedece a mamá”, “deja de gritar…”.

Es verdad que en ocasiones los niños se pueden poner muy pesados, en esos casos, por mucho que intentemos razonar con ellos no lo conseguimos. Por lo que va a ser más efectivo utilizar el lenguaje no verbal. Ser muy contundentes con el gesto y con la mirada, nos va a ser mucho más efectivo que entrar en su provocación pues podemos terminar diciendo cosas de las que luego nos vayamos a arrepentir. Con una mirada a tiempo el niño entenderá  perfectamente que es lo que no tiene que hacer.

10 lecciones que aprendes de tú hijo

De nuevo este mes de agosto, he tenido el placer de colaborar con Beatriz García, de la revista La Guía del Niño sobre las cosas que podemos aprender de nuestros hijos: en ocasiones se nos olvida, y es verdad que observando a nuestros hijos, podemos aprender muchas cosas sobre ellos y de ellos.

 Durante  esta semana resolveremos las principales dudas que pueden surgir de este tema. No obstante, os invito a leer el reportaje completo que podéis encontrar en la revista de este mes.

 ¿Cuáles son esas pequeñas grandes virtudes que deberíamos aprender de nuestros hijos?

 La primera de todo, LA CAPACIDAD DE OBSERVACIÓN.  En esto los niños nos suelen ganar por goleada, saben qué hacer para conseguir sus objetivos y cómo hacerlo, porque previamente han observado  a sus padres y ya saben cómo van a reaccionar.

 Otra virtud de los niños, es la PERSEVERANCIA.  Cuando tienen claro lo que quieren, luchan por ello, hasta límites que a veces hace que los padres se desesperen. Pero eso no justifica que cedamos en algo que previamente se ha dicho que no, para que el niño se calle.

 La sinceridad es también algo que podemos aprender de los niños.

De vuelta de vacaciones

Ya estamos de vuelta de las merecidas vacaciones, con las fuerzas renovadas y multitud de proyectos en mente, miramos al futuro con la emoción de los nuevos desafíos que iremos desgranando poco a poco.

Os animo a buscar vuestros propios objetivos (concretos, desafiantes y alcanzables) y a luchar por ellos; como decía el propio Barack Obama: “Yes we can”!!

Custom Lightbox!

Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.

Leer más

Vacaciones: Carpe Diem

Llega el momento de tomarnos un respiro, las vacaciones de verano son un nuevo punto de inflexión dentro del calendario anual, donde tomar referencias de dónde estamos y volver a fijar el punto de mira hacia nuestros objetivos, pero ante todo, hay que descansar y desconectar totalmente del día a día.

Os deseo a todos felíces vacaciones, nos vemos en dos semanas!!